Molesta a los hoteleros el pago del Derecho por Saneamiento Ambiental

330

LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Tras haber sido aprobado el pago del Derecho por Saneamiento Ambiental en el Ayuntamiento de Othón P. Blanco, la presidenta de la Asociación de Hoteles del Centro y Sur de Quintana Roo, Deborah Angulo Villanueva, consideró que las autoridades municipales tendrán que garantizar que los recursos se destinen para el propósito por el que fue creado el impuesto.

Consideró necesario tener claro mediante qué figura se aplicará la captación del pago y cuál será la figura de supervisión que garantice que esos recursos sean destinados a procesos de mejora ambiental en la ciudad.

La XVI Legislatura aprobó aplicar el pago por derecho de saneamiento ambiental a los usuarios de cuartos, habitaciones de hoteles, posadas, casas de huéspedes, hostales, moteles y las personas que arriben vía marítima.

Es el caso del muelle de Mahahual y la terminal Marítima de Chetumal, argumentando que en otros municipios ya es aplicado.

“El hecho de que haya sido aprobado en otros municipios lo único que significa es que el mismo método unilateral y arbitrario que emplearon lo aplicaron ahora en Othón P. Blanco.

“Hasta donde recordamos, las asociaciones de hoteles de esos municipios siempre se opusieron al pago de derecho de saneamiento ambiental. Lo mismo sucedió en este caso”, refutó Angulo Villanueva.

Explicó que ante el deficiente servicio de recolección municipal, la mayoría de los establecimientos hoteleros han optado desde hace años por responsabilizarse del acopio y manejo del destino final de su basura.

Y ahora, inesperadamente, aplicaron un pago de derecho ambiental sin que previamente al sector hotelero y empresarial les hayan presentado un programa para la prevención y gestión integral de residuos; o en su caso, alguna acción de supervisión del uso de los recursos que pretenden captar.

“Necesitamos que ayuden, no que nos coloquen piedras en el camino que nos impidan avanzar”, señaló la líder de hoteleros.

Consideró que el pago del derecho de saneamiento ambiental que tendrán que cubrir los huéspedes de las 2 mil 200 habitaciones que se tienen registradas en Chetumal, generará compromisos muy altos con los huéspedes que desearán ver una ciudad verde, limpia y con uso de energías alternas.