Tardaría 18 años terminar con brecha digital en México

163

 

  • Actualmente hay 40 millones de mexicanos sin acceso a Internet.

 

ALEJANDRO GONZÁLEZ / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Para incorporar a 40 millones de personas al acceso de banda ancha y terminar con la brecha digital, se requieren 187 mil millones de pesos y 18 años, según cálculos de “The Competitive Intelligence Unit” (The CIU).

Una de las metas del presente gobierno federal es terminar con la brecha digital y para ello se creó la empresa CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos, que para 2020 apenas tendrá mil 95 millones de presupuesto.

El monto representa apenas 0.5 por ciento de los recursos que, según estimaciones de especialistas, se requieren para este objetivo.

Especialistas señalan que el gobierno debe reconsiderar en los próximos años incrementar el presupuesto, pero sobre todo otorgar incentivos para que la industria privada sea la que se encargue de llevar la conectividad.

Ernesto Piedras, director de The CIU, explicó que al ritmo de inversiones públicas y privadas que hay en México, conectar a los 40 millones de personas que hoy no tienen acceso a banda ancha, tardaría alrededor de 18 años.

“Realizamos un cálculo tomando en cuenta el ritmo de inversión de los privados y el déficit de infraestructura en el país y se puede estimar que hace falta una inversión de 187 mil 483 millones de pesos en formación bruta de capital fijo para cerrar la brecha digital, sin considerar el costo de mantenimiento de la infraestructura actual.

“Esta suma representa 18.33 veces la inversión de 2017, lo cual sugiere que, de seguirse formando el capital bruto de esa forma, México podría tardar 18 años en lograr la conectividad universal”, advirtió.

María Elena Estavillo, ex comisionada del IFT, criticó que el Gobierno federal no otorgue mayor presupuesto, pero dijo que tampoco otorga incentivos a la inversión privada como se ha solicitado en el caso de reducir el pago de derechos anuales de espectro.

 

Quizá te interese: Merecen mujeres una vida libre de violencia