Analizan concesionarios de calesas en Cozumel ampararse contra la Ley de Bienestar Animal

229

 

  • Los concesionarios de las 16 calesas que operan en Cozumel analizan ampararse en contra de la Ley de Bienestar Animal que les impide trabajar.

 

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Los concesionarios de calesas en Cozumel resultaron afectados con la publicación de la Ley de Protección y Bienestar Animal, por lo que analizan diversas alternativas para continuar dando el servicio turístico, entre ellas el amparo.

Así lo dio a conocer José Julio Azcorra Rejón, representante de los caleseros en este destino, quien señala que tienen al menos 25 años de dar servicio, tanto a habitantes locales como a turistas, actividad que con la nueva disposición podría terminarse y afectar el sustento de las familias que dependen de ella.

“El tema es que con esta Ley no podemos seguir operando y tenemos seis meses para buscar alternativas, pero nosotros estamos listos para presentar un amparo, porque nosotros no estamos maltratando a los animales. La Ley se publicó hace dos semanas y tenemos un término de 30 días hábiles para presentar el amparo”.

Cozumel es el único municipio de Quintana Roo donde cinco concesionarios cuentan con 16 calesas para otorgar este servicio con 32 caballos, del cual viven directamente 50 familias, más las que se benefician de modo indirecto; por ello, además de recurrir ante la justicia federal, analizan otras opciones como dialogar con los diputados.

Explicó que se debe entender que los caballos son animales de trabajo y para que se mantengan sanos tienen que caminar alrededor de 10 kilómetros al día; con las calesas se recorren cuatro kilómetros en 40 minutos, por lo que no hay ningún tipo de maltrato como se piensa.

Azcorra Rejón reconoció que el alcalde Pedro Joaquín Delbouis ya se acercó a los concesionarios para buscar alternativas, entre ellas contar con calesas eléctricas, como ocurre en Guadalajara; sin embargo, el costo de cada una es de 550 mil pesos, cantidad que no está dentro de su presupuesto.

“No estamos cerrados a esa posibilidad, nada más es cosa de negociar cómo nos arreglamos, estamos buscando alternativas, opciones reales. No estamos cerrados, pero es un proceso que nos agarró de rápido. Tendríamos que buscar alternativas de financiamiento o apoyos del gobierno federal, estatal o municipal”.

 

Quizá te interese: Aprueba XVI Legislatura el Presupuesto de Egresos para Quintana Roo en 2020