NIDO DE VÍBORAS

341

 

Por: Kukulkán

SI UN buen aguinaldo quieres cobrar, ¡a alcalde te debes dedicar!

ASÍ ES, porque un presidente municipal en Quintana Roo cobra bien, muy bien, mucho más de lo que la inmensa mayoría de sus gobernados puede aspirar a tener en su vida y sin desviar un solo peso.

EN ESTE fin de año, la lista la encabeza el alcalde de Tulum, Víctor Mas, quien hace honor a su apellido y es el que más se embolsa con cerca de 200 mil varitos, que si se pone buzo y no se los gasta, los podrá invertir de cara a su futuro para cuando deje el cargo.

PERO COMO en todos lados hay niveles, hay de alcaldes a alcaldes: la mayoría cobrará arriba de 100 mil pesos y unos pocos, como Alexander Zetina en Bacalar y Juan Carrillo en Isla Mujeres, no llegarán ni a 50 mil.

CIERTO, NADA de ilegal hay en ello pues lo manda la ley, pero la disparidad entre lo que perciben los altos mandos y los paisanos de a pie resulta, ya no digamos incoherente con la idea de austeridad, sino hasta ofensiva.

PORQUE SI tan sólo desquitaran lo que cobran, poco habría que reprocharles. Por lo pronto y aprovechando la temporada, considere entre sus propósitos de año nuevo cambiar de profesión y meterse a la polaca; en una de esas, podría estar cobrando sus 100 mil pesitos de aguinaldo.

***

PRIMERO QUE no, luego que sí y ahora quién sabe. La corrida de toros programada para el viernes en Cancún sigue en el aire, pese a que un juez haya dado a los organizadores permiso para celebrar su ritual de lo habitual.

ANTE EL revés, el Ayuntamiento de Benito Juárez, cuyo secretario general Jorge Aguilar Osorio aseguró en el pasado que no habían dado ni darían permiso para verónica alguna, anda en cavilaciones para ver qué se puede hacer y evitar la faena.

SEA CUAL sea el desenlace, el 30 aniversario de la Plaza de Toros de Cancún será recordada más por el revuelo extra ruedo que por la corrida en sí.

***

ASÍ, CALLADITA calladita la consulta popular sobre el tren maya corrió sobre rieles y confirmó lo que ya se sabía: el proyecto va. Y no sólo eso, sino que tan pronto como marzo iniciarían las primeras obras.

QUE LA consulta genera dudas de su real alcance como expresión popular es pecatta minuta; la gente habló y ahora hay una base legal (¿?) avalada por la gente para seguir adelante con este proyecto.

EL PROBLEMA no es el tren en sí, sino la aparente urgencia de llevarlo a cabo nomás porque sí, porque es lo mejor para todos y porque lo digo yo y sanseacabó. ¡Faltaba más!

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 289