Diablitos, ilícito común entre usuarios de CFE en Quintana Roo

666

 

  • De acuerdo con la CFE, en el estado se han detectado al menos mil 500 casos de robo de energía eléctrica mediante los populares ‘diablitos’.

 

LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.– A la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se la lleva el diablo. De acuerdo con la dependencia, en el presente año han detectado hasta mil 500 casos de uso ilícito, robo o fallas de medición en el suministro de energía eléctrica en la entidad.

La mayoría de los casos se ubican en los municipios de Othón P. Blanco, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos, donde son constantes este tipo de situaciones que derivan en el corte del servicio de manera definitiva.

“Desafortunadamente es un tema muy recurrente, de todos los días, la gente obviamente por la cuestión de la economía busca ahorrar, pero en el momento que la CFE realiza la supervisión en sus instalaciones y detecta la anomalía, sale más caro el caldo que las albóndigas”, explica Martha del Toro, jefa de la oficina de notificaciones de la CFE.

Las multas por este delito, explica, van desde los mil hasta los 500 mil pesos, cifras que resultan todavía más considerables si se toma en cuenta que los municipios que presentan mayor incidencia tienen prevalencia de población rural.

La funcionaria puntualiza que la manipulación de un medidor es un delito de índole federal; sin embargo, los usuarios no le dan importancia, pues han detectado que ya no sólo se incurre en colocar ‘diablitos’, sino en cambiar el consumo de energía eléctrica.

Sin precisar la cifra, Del Toro señaló que esto ha derivado en denuncias por parte de la CFE ante la Fiscalía General de la República (FGR). “El procedimiento dicta que debemos levantar la denuncia ante la FGR para seguir el proceso. Muchas veces el cliente paga su adeudo y como ya no existe un daño a la federación, porque se está subsanando el adeudo, entonces no procede”.

Al respecto, en septiembre pasado la CFE envió una iniciativa al Senado de la República para castigar el robo de energía con el uso de ‘diablitos’ hasta con 20 años de cárcel, justificando las pérdidas millonarias que representan el uso de estos artefactos, que ocasionan daños económicos de casi 60 mil millones de pesos.

 

Quizá te interese: Delinean plan para plataformas digitales