Relata libro de niños la historia de magos

308

 

  • La autora Gloria Torres debuta en la literatura infantil con El Mago Resfriado.

 

REBECA PÉREZ VEGA/AGENCIA REFORMA

GUADALAJARA, JAL.- Gloria Torres Rivera tomó inspiración a partir del juego. Su familia tiene la costumbre de construir narraciones colectivas; cada quien suelta una palabra al azar para trazar una historia que, por lo regular, toma destinos inesperados.

Así fue como surgió El Mago Resfriado que se presentó el fin de semana, bajo el sello tapatío Salto Mortal.

Luego de tener la idea básica del cuento, la autora trabajó el relato en el taller de escritura creativa Trithëmius, impulsado por la escritora Yolanda Ramírez Michel. Ahí pulió algunos detalles de escritura y también conoció al ilustrador Mario Gasca, a quien le pidió hacer el material visual que complementara la historia.

Torres Rivera ha centrado su creación en la poesía, pero ahora decidió explorar las posibilidades de la literatura infantil a partir de un inusual encuentro entre dos magos que son completamente opuestos, uno busca abrirse y tener confianza hacia los demás, mientras que el otro debe afrontar cambios, adaptarse a una realidad distinta y aprender el valor que tiene vivir el momento.

“Para mí fue muy refrescante escribir este cuento, claro que la poesía es algo que amo, pero lograr hacer una historia ligera y a la vez profunda, me dejó mucha satisfacción.

“Un niño no puede engañar o le interesa la historia o la hace a un lado, yo creo que la literatura infantil ha evolucionado muchísimo.

“Los libros son muy creativos, van por rutas muy distintas, no es fácil sorprender y agradar a un niño, además hay amplio acceso a los medios electrónicos, que no es sencillo poder lograr su atención, pero este libro me encanta porque está impreso, se puede sentir y los niños pueden tocar las ilustraciones, hacer suyas las palabras”, describió Torres Rivera.

El libro juega con los tamaños y estilos de tipografías para darle un sentido distinto a la narración, que se complementa con el trazo de Gasca, quien partió de la historia para delinear y darle a cara a estos dos protagonistas.

“Exploré distintos elementos en esta producción a partir de la forma del texto, hay pocos personajes y los dos centrales se complementan, para esta propuesta visual utilicé tinta y grafito, en un estilo caricaturesco, medianamente realista en iluminación y algo barroco en los detalles”, completó Gasca.

 

Quizá te interese: Por la educación…