Es la flor de Nochebuena orgullosamente mexicana

320

 

  • Las Nochebuenas se pueden encontrar en costos que oscilan entre los 40 y 180 pesos, siendo el tamaño mediano (de 50 a 80 pesos) la que prefiere llevar el cliente.  

 

LAURA CRUZ 

CHETUMAL, Q. ROO.– Las Nochebuenas son un símbolo que distingue a la época navideña; en México hay alrededor de 20 variedades de la planta, que crece principalmente en los últimos dos meses del año.

Aunque el color rojo es el más típico y comercial, también se puede encontrar en tonalidades de amarillo, morado, rosa, blanco, rayado y marmoleado.

Actualmente, Morelos, Michoacán, Puebla, Ciudad de México, Jalisco y el Estado de México son los estados con mayor producción.

Máximo Maldonado Hernández, vendedor de ornatos, reconoció que Chetumal es una ciudad que deja buenas ganancias por la venta de la Nochebuena, pues en comparación con otras partes del país, donde años atrás ha hecho su venta, en la capital de Quintana Roo es donde mejor le ha ido.

Tanto así, que lleva ocho años ininterrumpidos en venir a la ciudad para vender las plantas, y durante los días que se queda, en repetidas ocasiones le deben resurtir para abastecer a sus clientes.

“Años anteriores hemos trabajado en espacios más grandes, y se trabaja en más cantidad; este año redujimos los espacios y resurtimos constantemente”.

Este año, llegó desde el pasado 19 de noviembre y regresará a su natal Chingnahuapan, Puebla, hasta pasado el 24 de diciembre, pues en estas semanas, sobre todo en estos días, es cuando la venta está en su máximo esplendor.

Ubicado sobre Insurgentes, una de las avenidas más transitadas en la ciudad, don Máximo pasa prácticamente las 24 horas del día en un puesto improvisado, para lograr vender día y noche sus Nochebuenas.

Tan sólo cuenta con un competidor, un vivero que se encuentra en la entrada de Chetumal.

“Por las distancias, tenemos menos competidores, cada lugar es diferente, aquí la cantidad de venta es regular, hay lugares donde tienes mucha venta; aquí la venta es poca, pero es constante”.

Las Nochebuenas se pueden encontrar en costos que oscilan entre los 40 y 180 pesos, siendo el tamaño mediano (de 50 a 80 pesos) la que prefiere llevar el cliente.

En años anteriores ha logrado vender en un mes entero, hasta cinco mil Nochebuenas; este año la venta ha ido regular, pues hasta ahora lleva vendidas alrededor de dos mil plantas.

 

Cuidado de la planta

 

Don Máximo refiere que las Nochebuenas se adaptan tanto al clima frío como caluroso, por lo que en caso de vivir en lugares calurosos recomienda aplicarle agua cada dos días en caso de estar bajo sombra, sin embargo, en caso de que esté directamente bajo el sol, el regado debe ser diario.

Cuando las condiciones de la ciudad sean más frías, el regado de la planta debe ser cada cuatro días.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) dio a conocer que la producción de Flor de Nochebuena supera este año 19 millones de plantas a nivel nacional.

En 2018, esta actividad se realizó en una superficie de 276 hectáreas, con un valor de producción estimado en más de 718 millones de pesos.

Los principales estados productores de flor de Nochebuena son Morelos, con seis millones 424 mil plantas; Michoacán, tres millones 922 mil; la Ciudad de México, con tres millones 575 mil; Puebla, con dos millones 639 mil; Jalisco, un millón 716 mil; el Estado de México, 820 mil y Oaxaca, con 14 mil 500 mil plantas.

 

Algo de historia

 

La Flor de Nochebuena o Cuetlaxóchitl (Flor de Pétalos de Cuero) es un cultivo cuya producción en la época prehispánica tenía usos ceremoniales y medicinales.

Para los mexicas era una flor que representaba pureza y la nueva vida, por lo que era usada en celebraciones hacia Huitzilopochtli, Dios de la Guerra, también para la obtención de colorante, tratar fiebres y enfermedades de la piel.

Se popularizó en Navidad, con la llegada de los españoles debido a que Fray Bernardino Sahagún, fundador del convento de Xochimilco, las comenzó a utilizar como ornamento decorativo en las primeras pastorelas.

En la actualidad, se utiliza para decorar los hogares, negocios, jardines, camellones, incluso hasta se utilizan como centros de mesa en las tradicionales posadas.

Tal es su popularidad y preferencia en esta época del año que, desde el 8 de diciembre de 2017, fue nombrada como Patrimonio Cultural de Guerrero, uno de los principales productores nacionales.

 

Quizá te interese: Prevén que Censo de Población y Vivienda 2020 logrará resultados históricos en Quintana Roo