Lotes abandonados, riesgo para los CADI; corren niños peligro por diversos motivos

293

 

  • Luces del Siglo realizó una investigación de campo en la que se percató de diversos factores de riesgos cercanos a los CADI en Cancún.

 

CARLOS RIVERA

CANCÚN, Q. ROO.- El municipio de Benito Juárez cuenta con 13 Centros Asistenciales de Desarrollo Infantil (CADI) registrados en internet, los cuales pertenecen a la administración del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Quintana Roo, sin embargo, una tercera parte de estos cuentan con lotes baldíos cercanos a su ubicación.

El Programa para la Protección y Desarrollo Integral de la Infancia señala que este modelo de atención cuenta con un enfoque compensatorio e integral, servicios en educación preescolar y de alimentación.

Esto a partir de la coordinación con las áreas responsables de los programas alimentarios institucionales y de salud, como la consulta médica en unidades DIF. Se cuenta con la participación de las madres de familia.

El propósito de estos centros es coadyuvar a eliminar fenómenos de exclusión y fomentar oportunidades de desarrollo, pero la presencia de terrenos en mal estado cercanos a estos pone en riesgo la integridad de los infantes.

Por ello, Luces del Siglo realizó una investigación de campo en la que se percató de diversos factores de riesgos cercanos a los CADI en Cancún.

 

Algunos ejemplos

 

El CADI Campanita, ubicado en la Región 510, cuenta con un árbol en la parte exterior, infestado de avispas y cables doblados con puntas de fuera que pueden causar un riesgo a la salud, al ser punzocortantes y transmitir tétanos.

El CADI Arcoiris, de la Región 96, a pesar de que cuenta con una de certificado de autenticidad, sigue en obras, lo que propicia que los infantes, al realizar sus actividades recreativas, puedan tropezarse con alguna herramienta o consumir alguna sustancia tóxica del suelo.

Durante el recorrido en el CADI Cenicienta, ubicado en la Región 97, una ama de casa que pidió el anonimato, comentó que ha tenido complicaciones para registrar a su hijo en un centro de esta índole, debido a la extensa cantidad de papeleo solicitado.

Las sorpresas no se hicieron esperar, ya que el CADI Lucecitas, de la Región 99, a pesar de seguir registrado así en internet, ahora es una organización llamada “Save the Children”, pero el terreno le sigue perteneciendo al DIF, de acuerdo con un representante de la institución.

 

El CADI Tuki, de la Región 103, además de estar lleno de grafitis en su costado, cuenta con un lote baldío donde se ubican tanto llantas como restos de comida en putrefacción, representando un foco de infección para los niños que asisten a este centro.

En el CADI Caritas felices, que se encuentra en la Región 103, a un costado se encontró un caballo en condiciones deplorables, siendo este una forma para llamar la atención de los niños y al mismo tiempo un factor que puede propiciar un accidente.

Mientras que los CADI Almendrita y Blanca Nieves nunca fueron localizados en el recorrido de esta investigación.

Una usuaria que pidió el anonimato, negó que su nieta sufra algún maltrato, ya que cuando la lleva al CADI con piquetes de moscos o pellizcos, esta no es recibida o le llaman la atención al tutor responsable.

 

Quizá te interese: Aprietan el cinturón a Instituto Electoral