Arropa Chetumal expedición uruguaya

355

El trámite de visado les fue negado y por ahora se alarga su estancia.

 

LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Quintana Roo es el estado perfecto para cientos de viajeros provenientes de Sudamérica. “Empujando hasta Alaska” es el proyecto de Juan Manuel Sinchenko y Ana Patricia Ferreira, provenientes de Uruguay, quienes en compañía de sus hijos Uriel, de cinco años, y Agustín, de ocho meses, recorren el Continente Americano.

En su estancia por primera vez en Chetumal, Juan Manuel relata que por ahora él y su familia se encuentran detenidos en México, ya que el trámite de visado les fue denegado, por lo que su destino final, que esta vez llega hasta Alaska, pasando por Estados Unidos y Canadá, se demorará más de lo esperado.

“Salimos desde Uruguay hace ya dos años, y hace un año entramos a México el 31 de diciembre por primera vez, recorrimos esta zona, pero no llegamos a Chetumal puntualmente. Hace un mes estábamos en Hermosillo, Sonora”.

De oficio mecánico, Juan Manuel relató para este medio, que para el próximo año, antes de continuar su viaje, desean volver por un tiempo a Uruguay, para que la familia conozca a Agustín, el miembro más pequeño y único mexicano de la familia.

En México es donde más tiempo han pernoctado, para ser exactos cuatro meses en Orizaba, debido a que Agustín nació en ese municipio del estado de Veracruz. Además, han sentido cómo los mexicanos son más cálidos y amables. Los paisajes y las carreteras son favoritas de esta familia para continuar viajando por el país.

“Hemos pasado por todos los países, excepto por Venezuela, las Guayanas y Cuba, que tenemos pendiente intentar llegar”. A su itinerario suman 15 países.

Juan Manuel, relata que ahora es inevitable no viajar, pues en compañía de su familia, una vez concluyendo América, ya vislumbran conquistar Europa, Australia y África.

“Yo soy mecánico de carros, viajamos mucho con el apoyo de la gente, siempre se arriman y quieren apoyar, tenemos ‘stickers’ y postales que les regalamos para que se lleven también un recuerdo”.

Hasta ahora, los cuatro integrantes de la familia no han pasado mayores problemas, más que desperfectos de la combi en la que viajan y que él mismo repara.

En su viaje por en este país adquirieron a cambio de trabajo, un pequeño remolque, que cuenta con camas, baño con regadera, y espacio para cocinar.

Incluso los pequeños, tienen juguetes suficientes para entretenerse, así como una pequeña pantalla para ver películas.

El más entusiasmado es Uriel, quien realizó un original árbol de Navidad, en la pared del baño, mismo que decoró con fotografías de los integrantes de su familia uruguaya.

Los planes para esta familia al cierre de 2019 es pasar año nuevo en Quintana Roo, y a partir del 1 de enero emprender un nuevo destino, “Empujando hasta Alaska”.