Encuentran hogar 30 niños en 3 años gracias al DIF estatal

489

El DIF estatal informó que 30 menores de edad han sido dados en adopción durante la presente Administración estatal.

 

OMAR ROMERO

 

CANCÚN, Q. ROO.- Treinta menores han sido entregados en adopción durante estos tres años de la actual Administración de Quintana Roo, informó María Elba Carranza Aguirre, directora del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal.

 

El proceso inicia con el programa de convivencia, por el que las parejas candidatas a adoptar conocen a los niños; hasta el momento los resultados son positivos, pues durante este año cinco menores fueron entregados en adopción a las familias que cumplieron con cada uno de los requisitos.

 

“Vamos muy bien, hemos dado en adopción casi a 30 niñas y niños en lo que va de la Administración; seguimos con el programa de convivencia, que nos ha dado muy buen resultado. No tienen que ser parejas que quieran adoptar, de hecho la última convivencia fue de mujeres solteras, también puede ser un hombre soltero que quiera adoptar”.

 

Puntualizó que incluso en lista de espera hay parejas del mismo sexo, pues no hay impedimento para que cualquier persona adopte, siempre y cuando cumpla con cada uno de los requisitos del proceso a seguir.

Las edades de los menores van desde los 4 hasta los 12 años, por lo que reiteró que mediante las convivencias, tanto las parejas como los pequeños se conocen y ahí las autoridades observan el comportamiento que desarrollan.

 

Para ser candidato a adoptar a un menor, los padres deben presentar su solicitud, además de estar sujetos a exámenes socioeconómicos y psicométricos, entre otros requisitos; aunque reconoció que en ocasiones el proceso tarda por los tiempos de las diligencias que se realizan en el Poder Judicial.

 

“Con nosotros es muy poco (el tiempo de los trámites), lo que pasa normalmente es que los niños en los juzgados tardan mucho tiempo en ser liberados, ¿por qué?, porque tienen que esperar a que realmente los papás no los reclamen. Hay una serie de situaciones, pero una vez que los niños están liberados entran en el proceso de convivencias”.