Peligran 53% de anfibios en México

238

 

  • De las 390 especies anfibias que existen en el País, el 53 por ciento podrían desaparecer, de acuerdo con el científico.

 

Tonatiúh Rubín/Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 26-Dec-2019 .- Más de la mitad de especies de anfibios que habitan en México están en peligro de extinción, advirtió Andrés García Aguayo, investigador del Instituto de Biología (IB) de la UNAM.

De las 390 especies anfibias que existen en el País, el 53 por ciento podrían desaparecer, de acuerdo con el científico.

A nivel global, más del 50 por ciento de las casi ocho mil 100 especies registradas están en alguna categoría de riesgo y su tasa de extinción es 100 veces mayor a la natural, añadió el académico de la Estación de Biología Chamela, en Jalisco.

Ranas, sapos, ajolotes y salamandras son parte de esta clase de vertebrados, que son fundamentales para la cadena trófica, además de ser indicadores del daño y restauración de los ecosistemas, explicó.

García Aguayo considera que la situación es preocupando porque el 65 por ciento de los anfibios son endémicos de México.

Para 2080, se estima que las especies exclusivas de las selvas bajas del occidente nacional se reduzcan 80 por ciento, tanto en su distribución geográfica como en su abundancia.

El escenario es grave debido a su dispersión, dado que sólo el 33 por ciento se ubican en un Área Natural Protegida (ANP).

Hasta el momento no se ha registrado la extinción de alguna especie mexicana de anfibio, pero 96 están en peligro crítico, entre las cuales 51 pertenecen al orden Caudata (salamandras y tritones de los géneros Pseudoeurycea, Thorius y Ambystoma) y el resto al orden Anura (ranas de los géneros Craugastor, Plectrohyla, Sarcohyla).

Los anfibios son altamente sensibles a los cambios ambientales, la contaminación, la reducción de la calidad del agua, la modificación de los patrones de lluvias y la disponibilidad de sitios de reproducción, lo que afecta su viabilidad a futuro, detalló el universitario.

El herpetólogo recomienda actualizar la información disponible de estas especies como primer paso para su conservación.

“Si no se clasifican en la categoría adecuada, no podremos brindarles la atención que requieren. Necesitamos herramientas que permitan conocer su distribución y las condiciones en las que se encuentran para priorizar las que requieren protección y hacer difusión sobre los servicios ecosistémicos que ofrecen para crear conciencia en la población”, aseguró.

 

Quizá te interese: Cuesta 10% más Alfredo Moreno cena de Navidad