Albergan a familiares de hospitalizados; están en condiciones vulnerables

482

 

  • Invitan a la sociedad a que se una a esta iniciativa, a apadrinar el albergue. Necesitan muchas manos y todas suman.

 

CARLOS RIVERA 

CANCÚN, Q. ROO.- Este es un albergue temporal llamado Úuntulis, que significa “capullo”, en maya; comenzó como una iniciativa de Celia Mendiola, una trabajadora social jubilada que preside actualmente el proyecto.

Se entrega por completo para hacerlo trascender, para apoyar a más familiares de pacientes que se encuentran hospitalizados.

El Hospital General de Cancún cuenta con diversas especialidades médicas, con más de 200 camas, brinda servicios a una población aproximada de 459 mil 622 personas del norte del estado de Quintana Roo.

La mayoría de pacientes de este hospital se encuentra en condiciones vulnerables, enfrenta el problema para trasladarse de municipios y comunidades rurales a recibir atención médica o acompañar a algún familiar para ser atendido.

Por lo tanto, no cuentan con los recursos económicos para cubrir las necesidades básicas como son un lugar donde pernoctar y donde realizar su aseo personal y necesidades fisiológicas.

Se ven en la necesidad de dormir en la intemperie, en lugares inapropiados y poco

saludables como bancas de concreto o el suelo en condiciones de frío, sin la oportunidad de asearse y recibir los alimentos mínimos necesarios.

Derivado de esta necesidad, surge Úuntulis como alternativa para brindar alojamiento y alimentación a los pacientes ambulatorios y familiares que se encuentran al cuidado de ellos.

Requieren un lugar de reposo durante el tratamiento de los pacientes o posterior a su alta hospitalaria, especialmente quienes vienen de lugares foráneos, que por diversas necesidades no se pueden trasladar a sus lugares de origen.

También para quienes acompañan a los niños y familiares directos en los tratamientos de quimioterapia.

“Hace apenas una semana rentamos una casa e hicimos lo posible para tenerlo como albergue temporal; es pequeña, pero las personas que nos visitan siempre son bienvenidas.

“Como trabajadora social los podemos orientar en las necesidades que tienen dentro del hospital, por ejemplo, donde se pueden inscribir en el Seguro Popular, las horas de visita, el apoyo a la gente en todas sus necesidades como tener un lugar dónde pasar la noche y algo que comer”, señaló Zdeineb Pulido, vicepresidenta de este albergue.

Agregó que las cadenas hoteleras los han apoyado, dándoles algunos artículos para vestir este sitio de manera confortable; de parte de la sociedad civil han recibido donación en especie, ya sea pintura, alimento o medicamento.

En el tema de la captación de fondos, Zdeineb Pulido manifestó que cuenta con la experiencia de pionera en el Banco de Alimentos, además de que han tenido campañas de donación en especie con ayuda del mirador de la Zona Hotelera de Cancún.

 

Labor multidisciplinaria

 

Juan de la Cruz, tesorero de este proyecto, indicó que el albergue está compuesto por especialistas multidisciplinarios, ya que están involucrados psicólogos, enfermeros, médicos, arquitectos y hasta abogados.

“Estamos dispuestos a poner nuestro granito de arena para los ciudadanos que más lo necesita, estén inscritos o no al Hospital General, ya que realmente se requiere mucho apoyo de nosotros y de los cancunenses”.

El arquitecto de esta iniciativa, señaló que no bastan las buenas voluntades para ayudar a la gente, sino unirse en grupo para apoyar una causa clara y objetiva de manera filantrópica, para beneficiar a un número amplio de población vulnerable.

La presidenta de esta asociación platicó que ha tenido diversas reuniones con la Secretaría de Salud, a quien le planteó la alternativa de realizar un albergue más grande para beneficiar a más personas, con una ubicación accesible para los familiares de los pacientes del Hospital General.

“Este proyecto de un albergue temporal más amplio es paso a paso, sin embargo, ya contamos con la mano de muchas personas que apuestan a este gran beneficio.

“Por ello hemos solicitado un terreno a las autoridades gubernamentales para cumplir este sueño a las personas más vulnerables”, manifestó la presidenta de la asociación.

Recuerda que la última reunión que sostuvieron fue con el secretario de Gobierno estatal, quien amablemente escuchó su petición y como podría trascender el proyecto a más comunidades necesitadas, del lugar donde podría pasar la noche cuando tienen a su familiar hospitalizado.

Comentó que tiene buena relación con las autoridades gubernamentales y con figuras públicas, las cuales la han motivado a seguir reclutando buenos corazones que quieran apoyar esta causa que inició para atender un problema verídico y cotidiano.

El albergue ya está registrado ante notario, y a pesar de ser un proyecto reciente, diversos trabajadores sociales de las diferentes unidades médicas de Cancún han manifestado su interés en participar.

Celia Mendiola invitó a la sociedad civil a que se una a esta iniciativa, a que sean padrinos de este albergue y del que están luchando para construir, ya que se necesitan muchas manos y todas suman.

 

Quizá te interese: Busca DIF municipal de Benito Juárez repartir hasta 500 cobertores durante la presente temporada