LO MÁS RELAVANTE DE FEBRERO: FARANDULA

232

Mientras tanto, en el mundo…

Roma triunfó en los Óscar

LOS ÁNGELES, CAL.- Roma, al mando de Alfonso Cuarón, llegó a la 91 entrega de premios Oscar con 10 nominaciones y no le fue nada mal, pues ganó tres de ellas con Mejor Fotografía, Mejor Película Extranjera y Mejor Director. De hecho, es la primera película de habla hispana en ser nominada en tantas categorías y la actuación de Yalitza Aparicio ganó valor en el mundo internacional para posicionar a la cultura indígena como un tema importante.

Mientras que en el país, a lo largo del año ha ayudado a “sensibilizar” el trato hacia las personas que ayudan en el quehacer doméstico y la falta de protección social que es necesaria, como el Seguro social.

Por su parte, de 57 años y oriundo de la Ciudad de México, Alfonso Cuarón confirmó su vocación para el séptimo arte influenciado por las películas de grandes cineastas nacionales como Arturo Ripstein y Felipe Cazals. Su concepción creativa se expandió con titanes como Stanley Kubrick y Akira Kurosawa, además, por supuesto, de una camada de realizadores de la llamada ola francesa.

En 2013, el cineasta mexicano ya había ganado la presea como Mejor Director por Gravedad.

Algunos éxitos de Cuarón han sido Sólo Con Tu Pareja, La Princesita (1995), Grandes Esperanzas, Y Tu Mamá También y Harry Potter: El Prisionero de Azkabán, entre otras.

 

 

Mientras tanto, en el mundo…

Se nos fue el ‘Gran Pez’

El 7 de febrero moría el actor británico Albert Finney, quien destacó por su excelente actuación –y por su papel–, en El gran pez (Big Fish: A Novel of Mythic Proportions, 2003) como ‘Edward Bloom’ El actor estuvo nominado al Óscar en cinco ocasiones. Conocido por ser “un verdadero rebelde”, en 1964 fue nominado por primera vez para la estatuilla por Tom Jones; a cambio, literalmente, partió hacia el mar, y aunque no ganó, tampoco se presentó en la ceremonia. Las otras cuatro nominaciones a la presea fueron Como Mejor Actor por las cintas Asesinato en el Expreso de Oriente, (Murder on the Orient Express, 1974), La sombra del actor (The Dresser, 1983) Bajo el volcán (Under the vulcano, 1984); y por Erin Brockovich (2000) como Mejor Actor de Reparto.

 

Quizá te interese: Cats defiende sus ronroneos