LO MÁS RELAVANTE DE SEPTIEMBRE: FARANDULA

278

¿Qué hubo en México?

Muere José José

CANCÚN, Q. ROO.- El sábado 28 de septiembre el mundo se enteró que José José había muerto. Después de varios años de lucha contra el cáncer, el ‘Príncipe de la Canción’ trascendía.

Se puede decir que la carrera tan brillante que hizo despuntar a José José a nivel internacional tuvo su contrapunto en una lucha, más larga y dolorosa, del cantante contra las enfermedades. José Rómulo Sosa Ortiz, que era su nombre real, provenía de una familia vinculada a la música: su padre, José Sosa, era tenor de la Ópera Nacional de México, y su madre, Margarita Ortiz, concertista de piano. De niño le gustaba tocar la guitarra y no tardó en cantar en serenatas.

Con 15 años ya daba recitales en bares y centros nocturnos de la Ciudad de México, luego formó un trío de jazz y bossa nova con un primo y un amigo; cantaba y tocaba el bajo y contrabajo, pero su padre no lo apoyaba.

No obstante, el joven Pepe Sosa, como se hacía llamar, sabía lo que quería. En 1965, con 17 años, grabó los primeros sencillos (de 45 RPM, con Discos Orfeón) e incursionó en la televisión. Admiraba a voces como Johnny Mathis, Barbra Streisand, Frank Sinatra y Pepe Jara. Y gracias a Armando Manzanero firmó su primer contrato discográfico, con RCA Victor (que con el tiempo pasó a ser BMG Ariola, hoy Sony Music), para lanzar su primer álbum, Cuidado (1969). A nivel nacional cosechó su primer éxito, “La Nave del Olvido”.

Como cantante consagrado, el primer concierto lo dio el 9 de julio de 1970 en El Patio.

Nada lo detenía y concursó en el II Festival de la Canción Latina (precursor del Festival OTI) con “El Triste”, para quedar en tercer lugar. Esa década lo consolidaría como el nuevo valor de la música romántica mexicana. Editaba uno o dos discos por año y llevó a la cima temas como “El Triste”, “Volcán”, “Buscando una Sonrisa”, “Tan Cerca, tan Lejos” y “Si Me Dejas Ahora”. Sinatra lo invitó a grabar juntos y eso lo habría impulsado en Estados Unidos, pero no pudo aceptar por diferencias entre sus disqueras.

En 1976 el locutor José Luis Moreno, de Radio Mil, programó “El Príncipe” y bautizó a José José como “El Príncipe de la Canción”, apelativo que lo inmortalizó al nivel de José Alfredo Jiménez, Juan Gabriel y tantas otras figuras mexicanas de la música. A comienzos de los años 80, y de la mano de discos como Amor, Amor, Secretos y Reflexiones, era una de las máximas estrellas latinoamericanas y llenaba escenarios en todo el continente. Películas como la biográfica Gavilán o Paloma (1985) y Sabor a Mí (1988) contribuyeron a su fama y fortuna. Tal era su éxito que fue nominado al Grammy, en la categoría Best Latin Pop Performance, durante nueve años consecutivos. Y en 2005 la Academia Latina de Grabación le otorgó el Grammy Latino honorífico por su trayectoria. También ha recibido premios como los Billboard y su nombre figura en el Paseo de la Fama de Hollywood y el Paseo de las Estrellas en Las Vegas. Con su papel de Erasmo Padilla conquistó al público en La Fea Más Bella (200607), protagonizada por Angélica Vale y Jaime Camil y que representó su debut en las telenovelas.

 

 

¿Qué hubo en México?

Bono no se intimida con la tecnología

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante su participación en el evento “México Siglo XXI”, organizado por la Fundación Telmex Telcel, Bono, vocalista de la banda U2, expresó que el avance en la música siempre ha dependido de la tecnología.

Para ello, dio algunos ejemplos, como el del guitarrista Jimi Hendrix y sus “explosivos” tonos en la guitarra, la relación que existe entre los instrumentos y los amplificadores, los tocadiscos del siglo pasado y hasta los nuevos ritmos que han surgido de mezclas a lo largo del tiempo, como el hip hop.

“Será muy gratificante para los artistas, con el tiempo. Estoy a favor de usar la tecnología para crear, para tener independencia”.

Expresó que las plataformas en línea y el streaming han brindado grandes recompensas a los artistas, pues los cantantes y las bandas tienen la oportunidad de interactuar directamente con su público, lo que ha abierto una brecha inimaginable, “puedes hablar con ellos y ellos pueden hablar contigo sin intermediarios de por medio”.

 

 

¿Y qué pasó en nuestro estado?

Viene El Tri a Cancún

CANCÚN, Q. ROO.- Cuando hablamos de Alex Lora o de El TRI, sabemos que es toda una institución en el rock mexicano, y qué mejor manera de celebrar el Grito de Independencia que con un concierto cantando a todo pulmón algunas de las rolas del grupo, ya que se presentaron el sábado 14 de septiembre en el Autódromo de Cancún.

Los asistentes pudieron disfrutar de cajón algunos de sus clásicos, como “Las piedras rodantes”, “Triste canción de amor”, “Perro negro”, “Metro Balderas”, “Oye cantinero” y, por supuesto, “A.D.O.”.

 

Quizá te interese: LO MÁS RELAVANTE DE MAYO: FARANDULA