NIDO DE VÍBORAS

351

 

Por: Kukulkán

TODAVÍA CON la resaca navideña a cuestas, hay algunos menores de edad que ya apuntan sus cartitas a los Reyes Magos. Uno de esos niños es Betito Borge, quien atrincherado en su “yo no hice nada malo” envió por escrito una petición para que le perdonen una de sus travesuras.

LA CARTITA, que fue entregada al Juzgado Primero de Distrito en Quintana Roo, expone que el ex gobernador es un buen muchacho al que, si se le perdió una lanita durante sus juegos, fue sin querer queriendo.

Y ES que durante su mandato al frente del estado, a Borgito Angulo se le chispotearon algo así como dos mil 500 millones de pesos, centavos más centavos menos, razón por la cual se ha quedado sin recreo desde hace un rato.

EL RECURSO de amparo es una de las herramientas legales que hay para tratar de asegurar un juicio justo a cualquier persona acusada de un delito, ya que, en teoría, permite revisar causas y procesos, lo que abre la posibilidad de enmendar cualquier posible error…

SÓLO QUE en casos como los del ex mandatario y el de su ex colaborador Juan Pablo Guillermo, el hombre de Finanzas que se enreda con los números, más que un instrumento de justicia los amparos son utilizados como piedras en el camino para entorpecer la marcha de la justicia.

***

LA CORRIDA de 30 aniversario realizada el 20 de diciembre fue algo así como un decálogo de lo divertido que es legislar en Quintana Roo.

PORQUE LO que empezó como una ley de protección a los animales, se convirtió en una discusión no siempre civilizada sobre la pertinencia de los usos y costumbres, así como un debate acerca de las tradiciones y su papel en la identidad de las comunidades.

BUENO, EL caso es que la Ley de Bienestar y Protección Animal, pese a que se publicó con retraso para hacer consultas populares, no satisfizo a nadie y aunque se la trató de aplicar al festejo cumpleañero de la Plaza de Toros de Cancún, al final la corrida se llevó a cabo sin mayor contratiempo. De hecho, hubo más alboroto afuera de la plaza que dentro de ella.

COMO SEA y ya sin tiempo para correcciones, a la autoridad municipal no le queda de otra que aplicar generosa multa para taparle el ojo al macho y porque se vería peor que no lo hiciera.

PERO EL esperpento no termina allí. En el horizonte ya asoma la posibilidad de rehacer la dichosa ley para tratar de dejarla al gusto de la mayoría, lo que significaría echar para atrás lo ya aprobado y publicado y empezar desde cero.

¡FELIZ 2020!

Quizá te interese: Nido de víboras N° 296