Cerró zona sur el 2019 con excelente crecimiento

302

LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- El 2019 cerró con un 52.53 por ciento la ocupación hotelera en el sur de Quintana Roo, lo que supone un crecimiento turístico en la región que se ha mantenido en los últimos cuatro años, ya que en 2015 fue de 40.21 por ciento.

Conforme a las estadísticas de la Asociación de Hoteles del Centro y Sur del Estado, la presidenta del organismo, Deborah Angulo Villanueva, explicó que en Chetumal, Bacalar, Mahahual, Xcalak y Felipe Carrillo Puerto, en los años recientes se ha incrementado la oferta habitacional conforme ha crecido la demanda.

Esto se debe principalmente por el posicionamiento del destino ancla en el que se ha convertido Bacalar, así como resultado de las diversas actividades turístico-deportivas como el maratón de aguas abiertas y el campeonato mundial de voleibol.

Angulo Villanueva destacó que las alianzas con touroperadores del bajío y el centro del país, ha sido fundamental en el aumento de turistas, aunado a los vuelos con las dos aerolíneas que llegan al aeropuerto internacional de Chetumal, que igualmente ha registrado un crecimiento sostenido en sus operaciones tanto de pasajeros como de carga.

Actualmente la zona sur ofrece un estimado de 4 mil 700 habitaciones entre todos los destinos mencionados, encabezados por la ciudad capital, que por sí sola alcanza los 2 mil 700 cuartos, seguido por Bacalar con más de mil 200, y después Mahahual con 800.

De este total de habitaciones, la ocupación anual en la zona sur ha crecido paulatinamente, pues en el 2016 fue de 40.60 por ciento; en el 2017, de 45.37 por ciento; y en 2018, de 50.99 por ciento.

El perfil de turista que predomina es aquel que se interesa por ambientes de naturaleza, rural y cultural; destacando también el turismo de compras, representado por el mercado beliceño.

La tarifa promedio se ha ido modificando conforme a la demanda; en el caso de Chetumal ha pasado de 545 pesos en el 2015 a 720 pesos el año pasado; pero para el mercado de Bacalar y Mahahual los ajustes han sido mixtos, ya que mientras algunos hoteles que abrieron hace dos años con tarifas de 2 mil pesos han tenido que ajustarlas hacia abajo en el pasado periodo vacacional, lo que les ha permitido mantener altos índices de ocupación.

No obstante, hay hoteles recién abiertos o de cadenas que mantienen tarifas promedio de 4 mil pesos ya que se enfocan a un sector de alto poder adquisitivo.

En 2019, los meses con menores ocupación fueron septiembre, con un 43 por ciento; y febrero, con 44 por ciento, siendo abril, mayo, junio y julio los que registraron mejores porcentajes de ocupación hotelera.

Con base en esta información, los hoteleros de la zona sur implementarán para este año estrategias de mercadotecnia y promoción enfocadas al mercado natural de la región, conjuntamente con líneas aéreas y touroperadoras.