Apoyan a personas sordas en Cancún; somos más incluyentes

543

 

  • Expande Conciencia Inclusiva aporta granito de arena para crear una ciudad incluyente

 

CARLOS RIVERA 

CANCÚN, Q. ROO.- Las personas sordas en Cancún, durante mucho tiempo, han padecido tanto discriminación social como laboral; ante esto, Expande Conciencia Inclusiva aporta su granito de arena para combatir el problema y crear una ciudad incluyente.

Diana Álvarez, fundadora de este proyecto, inició este proyecto porque de manera personal decidió aprender lenguaje de señas y colaborar tanto en instituciones públicas como privadas.

Se incorporó a clases para aprender y fue avanzando en su proceso profesional al darse cuenta de los problemas de comunicación que viven las personas sordas todos los días.

Al existir diversas asociaciones en Cancún, la fundadora decidió enfocarse a atender las necesidades de esta comunidad tanto en materia de educación como en lo laboral, de la mano de su socia e intérprete Jaqueline Martínez.

“Atendemos todos los problemas sociales, pero un punto muy importante es la necesidad visible en las empresas turísticas para la inclusión; a partir de esto nace Expande Conciencia Inclusiva, para atender la realidad de las personas sordas.

“Sin embargo, la dificultad que mayormente afrontamos es el desconocimiento de la Lengua de Señas Mexicana, base para la comunicación en la comunidad sorda y lamentablemente se encuentra ausente en el conocimiento de la gente”, indicó la fundadora.

Agregó que a pesar de que Cancún es una ciudad que avanza rápidamente en temas turísticos, sigue rezagada en la comunicación con personas sordas al existir una escasez de intérpretes, tanto en hotelería como en otros servicios.

A la visita de una institución pública, la comunicación de una persona sorda queda limitada, lo que trae como consecuencia que no se traslade a las áreas correspondientes al no haber podido contar con retroalimentación eficaz por parte del personal.

 

El derecho que tienen

 

La Ley Federal de la Cultura del Sordo, en su artículo 8º, declara el derecho de todos los sordos a acceder y usar la forma escrita de la lengua mayoritaria oral, en todos los espacios posibles, para reducir el aislamiento de los sordos hablantes; esto permitirá a los señalantes y semilingües tener un contacto más frecuente y útil.

“Verdaderamente se podrá hablar de inclusión cuando una persona sorda llegue a un hospital, a la fiscalía o a cualquier servicio y haya un intérprete de base que pueda apoyarlas para comunicarse.

“También es importante que los universitarios en Cancún nos apoyen, ya que al tener la tecnología de su lado, pueden engrandecer este proyecto para que más personas sordas tengan la posibilidad de crear lazos de amistad, no solo en su comunidad sino en general con todos”, invitó Diana Álvarez.

Añadió que de manera lamentable, las personas sordas en Cancún tienen acceso a la educación hasta la secundaria, y esta circunstancia los obliga a emigrar o quedar rezagados académicamente.

Otra circunstancia que se presenta es que en los hoteles sí dan trabajo a las personas sordas, pero en las áreas de limpieza o bodega, lo que enfrasca sus talentos, los cuales podrían explotarse en sus verdaderas áreas de conocimiento.

“Por ejemplo, en las cadenas de hoteles dan trabajo a las personas sordas pero en lavandería o en otras áreas que prácticamente sí las incluyen, pero no al puesto al que están capacitadas profesionalmente.

“Es importante que nosotros abracemos a las personas sordas y que nos demos la oportunidad de aprender el lenguaje de señas, ya que en la actualidad todos necesitamos de todos”, detalló la fundadora.

 

Quizá te interese: Antes de marzo, una enfermera será directora del IMSS