Migración nos mantiene bajo presión, admite la Sedeso; su prioridad es combatir la pobreza

238

 

  • A quienes llegan tienen que ofrecerles vivienda, alimentación, salud y educación

 

CANCÚN, Q.ROO.- Rocío Moreno Mendoza, secretaria de Desarrollo Social en el estado, admite que el tema de la pobreza, aunado al de la migración, los mantiene en permanente presión como gobierno.

“A Quintana Roo vienen muchísimas personas de los estados vecinos, incluso de países de Centro y Sudamérica, y se quedan a vivir porque es el único estado en el sureste del país que está ofreciendo oportunidades de empleo a las tasas que ofrecemos. Eso nos lleva a tener una mayor presión”.

Plantea que atienden a ese núcleo social en los rubros relacionados con las carencias sociales, porque todos ellos requieren servicios de vivienda, alimentación, salud, educación y prestaciones sociales.

“Eso empieza a presionar y a detonar todos los indicadores, porque el gobierno requiere saber quiénes están en pobreza y quienes no, a quiénes se les debe dar pronta atención”.

La titular de la Sedeso detalla que la mayoría de los migrantes nacionales y extranjeros son personas que no encontraron en sus lugares de origen las oportunidades para salir adelante.

Explica que Quintana Roo da oportunidades de empleo porque la actividad turística, principalmente, ha estado en constante crecimiento al crear nuevos cuartos de hotel, al surgir nuevos prestadores de servicios.

“Las personas que migran tienen dos características: la primera es juventud, están en edad reproductiva y lo más seguro es que se reproduzcan y generen familia, comienzan a tener hijos y eso crea una presión poblacional contraria a lo que está pasando en el resto del país. A todos ellos hay que ofrecerles servicios y condiciones de vida digna”.

 

¿Los números o indicadores de pobreza nos deben asustar?

 

Moreno Mendoza responde que no, pero hay que estar en alerta; reconoce que en el estado vive un millón 700 mil personas, 474 mil personas en pobreza, 415 mil en pobreza moderada y 59 mil personas en pobreza extrema.

En la tabla nacional, el estado que se encuentra en mejor condición por tener menor cantidad de pobres de manera porcentual, de acuerdo con su población, es Nuevo León.

Está en el lugar número uno con 14 por ciento de su población en situación de pobreza. El que está en peor condición a nivel nacional es Chiapas, con 76.4 por ciento de su población en situación de pobreza. El número es muy elevado.

“¿Cómo está Quintana Roo? Nos encontramos en el lugar siete, estamos dentro de los 10 primeros estados con un porcentaje de población en situación de pobreza de 27.6.

“De acuerdo con la última medición, avanzamos 1.2 por ciento, se redujo la pobreza, porque pasó de 28.8 a 27.6 por ciento. Estas son buenas noticias. Hay quien dice que porcentaje es nada. Es cierto, sólo que debemos tener en cuenta la cantidad de migración en el estado”.

Moreno Mendoza explica que, junto con Baja California Sur, es el estado que más crece en la República, por tener una tasa de crecimiento del doble del promedio de todo el país.

“Además, tenemos una tasa negativa en cuanto a migración porque de cada 10 personas que entran al estado, se quedan seis. Sólo salen cuatro”.

 

Posición estratégica

 

A Rocío Moreno le ha tocado estar en una secretaría que es estratégica para cualquier gobierno: la de Desarrollo Social, al ser el ámbito específico donde se dan las grandes batallas contra la pobreza.

Su responsabilidad inmediata, prioritaria, es abatir los altos índices de marginación, los rezagos sociales que hieren, que laceran a miles de ciudadanos de Quintana Roo.

“Nuestro trabajo es combatir la pobreza, ese es nuestro primer objetivo y en lo que tenemos que estar enfocados; lo primero que hemos hecho ha sido determinar cómo medirla, y en función de eso generar políticas públicas que puedan ir atacando cada uno de los indicadores ligados a las carencias sociales”

Advierte que, en este tema, lo más importante es determinar, saber quién es pobre, porque si se le pregunta a cada persona cada luna podrá tener una idea dispersa de lo que representa la pobreza o incluso la miseria.

Por ejemplo, explica que, en plática con varios jóvenes, le decían que para ellos alguien puede ser pobre por no tener suficiente amor en su vida, o suficiente tiempo libre. Todo depende de cómo toma uno la pobreza.

“Hay dos condiciones que una persona debe de tener para ser considerada en situación de pobreza, la primera es el ingreso; hay una línea de ingreso por pobreza establecida.

“El Coneval determina qué cantidad de dinero se requiere para que una familia compre los insumos de la canasta básica alimentaria y los servicios básicos”.

Moreno Mendoza detalla, bajo estos parámetros, que si una familia se encuentra por debajo de los 11 mil pesos, de ese nivel de ingreso, entonces tiene la primera condición para ser pobre.

No obstante, tendría que cumplir con uno indicador más, tiene que estar en una de las seis carencias sociales que son: calidad y espacio de la vivienda, esto es, que tengan pisos, techo y muros firmes.

Que tengan acceso a los servicios básicos, o sea, drenaje, electricidad y agua; en el caso de Quintana Roo, que no estén cocinando en fogones de leña, que se tenga posibilidad de tener estufas ecológicas, porque aún hay mucha población, sobre todo en Zona Maya, que todavía cocina en estos fogones.

“Como país, ya nos pusimos de acuerdo y hay un ente llamado Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que dice quién es pobre en México y quién no lo es. Así es como se determina a las personas que se encuentran en situación de pobreza”.

 

Entonces, vivienda sí, pero bien equipada…

 

Efectivamente, las casas deben tener pisos, techo y muros firmes. La tercera condicionante es tener acceso a la alimentación sana, que cuente con los nutrientes necesarios para que la persona pueda tener un desarrollo en un entorno de salud.

El cuarto indicador para medir la pobreza es el acceso a la seguridad social; este es mucho más complicado porque se refiere a todas las prestaciones que dan en los empleos: pensiones, seguros médicos de vida, acceso a guarderías. Este tipo de ventajas que ofrece un empleo formal.

El quinto es el acceso a los servicios de salud, esto es, que se tenga la posibilidad de ir al hospital, a la clínica, a un dispensario médico de manera fácil.

El último indicador es el rezago educativo, que se refiere a que las personas que están en edad de ir a la escuela, que asistan en el momento de la vida en la que tienen que estar, que tengan la posibilidad de tener educación, desde la básica hasta la superior, de ser posible.

“Esas son las seis carencias básicas que especifica el Coneval para que tu seas pobre o para que alguien sea considerado pobre; tiene que estar debajo de la línea de ingreso y, por otro lado, tener alguna de las seis carencias”.

La secretaria de Desarrollo Social aclara que si uno está por debajo de la línea de ingreso, pero tiene resuelta alguna de las seis carencias, entonces sólo es “persona vulnerable por ingreso”.

Si por el contrario, tiene el suficiente ingreso pero carece de los demás indicadores, entonces eres “persona vulnerable por carencias”.

Si coincide con algunos de estos dos factores, pero en una o dos carencias, entonces se es “pobre moderado”; si tiene más de tres carencias y está por debajo de la línea de ingreso, estaría en situación de “pobreza extrema”.

“Esas son todas las categorías que existen para determinar si existe o no pobreza o pobreza extrema”.

 

¿Cómo has enfrentado esta responsabilidad de estar al frente de la Sedeso?

 

Con muchas ganas para hacer cosas que logren el desarrollo social de la entidad; Quintana Roo es un estado que tiene muchas ventajas para que todos tengan calidad de vida.

“No obstante, sabemos que el reto todavía es interesante, que se han logrado varias cosas pero aún tenemos muchas por hacer con mucho profesionalismo, poniendo todo nuestro empeño, todos los días”.

Rocío Moreno recuerda que hay estudios hechos en América Latina que indican que uno puede tener resueltas todas las carencias, pero si no se pone énfasis en el tema del ingreso, no hay manera de romper el círculo de la pobreza.

“Entonces, si no atendemos que las familias, que las personas tengan posibilidad de aumentar sus ingresos de manera sustentable, así destinemos todo el dinero a drenaje, agua o salud, no habrá manera de salir de este círculo vicioso. Con eso se está comenzando en Quintana Roo”.

 

ASÍ LO DIJO:

 

“Las personas que migran tienen dos características: la primera es juventud, están en edad reproductiva y lo más seguro es que se reproduzcan y generen familia, comienzan a tener hijos y eso crea una presión poblacional contraria a lo que está pasando en el resto del país. A todos ellos hay que ofrecerles servicios y condiciones de vida digna”.

 

Rocío Moreno Mendoza

Secretaria de Desarrollo Social en el estado

 

Quizá te interese: Canaco y Servytur firman convenio en Playa del Carmen