Sugieren mantener orden en horarios de alimentación

174

 

  • Para prevenir la obesidad es importante establecer los horarios de comida, el consumo de alimentos preparados en casa con medidas de higiene apropiadas y evitar los ayunos prolongados.

 

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- El coordinador de la Clínica de Atención Integral al Paciente con Diabetes y Obesidad en el Hospital General de México indicó que los ayunos prolongados están asociados con el aumento del peso de las personas, por lo que recomendó mantener un orden en los horarios de comida.

Adolfo Alejandro Velazco Medina expresó que es importante establecer los horarios de comida, el consumo de alimentos preparados en casa con medidas de higiene apropiadas, evitar los ayunos prolongados, así como el tabaco y alcohol.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018 presentada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la Secretaría de Salud y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), reveló que la obesidad en adolescentes de 12 a 19 años es significativa en Quintana Roo, al ocupar el segundo lugar con 22.8, por encima de la media nacional que es de 14.6.

Los ayunos de más de 8 horas como los atracones están asociados con la ganancia de peso, ya que después de un ayuno, el organismo aprovecha todo lo que se consume como reserva energética.

En tanto que la ingesta excesiva de alimentos hipercalóricos (bajos en calorías) combinado con el sedentarismo ocasiona que el organismo no alcance a eliminar la cantidad de calorías ingeridas, por lo que estas se acumulan y generan obesidad.

El coordinador de esta clínica del Hospital General de México adscrito a la Secretaría de Salud federal comentó que el problema de sobrepeso u obesidad puede ser consecuencia de la adicción a los carbohidratos y grasas, muchas veces como una reacción patológica para disminuir los problemas de ansiedad que tiene la persona.

Otra causa son los hábitos y costumbres en casa, ya que desde la infancia se siguen patrones familiares, por lo tanto, si un adulto tiene una alimentación inadecuada o lleva una vida sedentaria, el menor puede repetir esas conductas que contribuyen a la obesidad.

Esta enfermedad afecta la salud física y mental, al ser causa de acoso o maltrato psicológico o verbal de forma reiterada por el aspecto físico de quien la padece.

Además, aumenta el riesgo de padecimientos cardiovasculares y diabetes.

 

Quizá te interese: Chetumaleños apoyan para gastos médicos a trabajador de limpia