Pactan en secreto tarifas de basura

1229
  • La empresa concesionaria pretendió dar madruguete: regidor Issac Janix

ALBERTO CHUC

CANCÚN, Q. ROO.- El argumento de la alcaldesa Mara Lezama Espinosa de que los excesivos cobros en las nuevas tarifas por la recoja de basura en Cancún se debieron a un “error en el algoritmo” a la hora del cálculo, tiene más visos de ocultar un acuerdo asumido en secreto entre la Comisión de Hacienda del Congreso estatal y directivos de la empresa concesionaria Intelligencia México S.A. de C.V.

La semana pasada el regidor Issac Janix Alanis alertó sobre la alteración registrada en el proyecto de Ley de Ingresos Municipal 2020 que el Cabildo del municipio de Benito Juárez había aprobado en sesión extraordinaria del 15 de noviembre pasado, muy distinto al que terminó aprobando el Congreso.

“Nosotros mandamos una propuesta que incluso era un precio menor al que se manejó en el 2019. Cuando nos regresa el Congreso la poca información que tenemos hasta ahora, nos manifiesta que ya existen incluso hasta tabuladores, pero esos tabuladores en la computadora de esta empresa  (Eco´ox) parece que hicieron mal las cosas y salieron con precios 400 veces arriba de lo que debió haber sido”, señaló.

En particular, añadió, fue la propuesta de instalar nuevos contenedores de distintas capacidades (de 26, 51 y 770 kilogramos) con sus respectivas tarifas que entraron en vigor desde el pasado 1 de enero, lo que desató la inconformidad del comercio local y puso al descubierto el intento de madruguete que pretendió dar la empresa.

“Cuando el Congreso nos devuelve el documento, nos pone la parte de cuota mensual por el servicio del contenedor, ahí es donde hay una falla, pero es una falla de la empresa. Me parece que quisieron darnos una madrugada para ver si es chicle y pega, y la gente empieza a pagar”, infirió.

–¿El cobro de los contenedores no venía incluido en su proyecto de Ley de Hacienda?

— Nosotros cuando lo mandamos, no; cuando el Congreso nos lo devuelve, sí. Le pedimos al tesorero que nos reenvíe lo que envió al Congreso porque lo que nos presentó en la exposición no lo incluía (el cobro de los contenedores)

Efectivamente, de acuerdo con el documento original que se distingue por los sellos oficiales del Ayuntamiento la propuesta no traía las tarifas de los nuevos contenedores, únicamente establecía los precios por kilo en los siguientes rubros: residuos sólidos urbanos y bioresiduos, 1.50 pesos; productos de manejo especial, 1.30 pesos; y residuos peligrosos, 19.00 pesos.

En contraste, la Ley de Hacienda del Municipio de Benito Juárez que el Congreso aprobó establece en su artículo 135, apartado I, que todas las personas físicas o morales con inmuebles con actividades comerciales, industriales o de servicios, están obligadas a pagar, además de la recolección de basura concesionada a Itelligencia México, las nuevas tarifas por los contenedores que serán instalados en diversas zonas.

El costo por este nuevo servicio será de acuerdo con las necesidades de cada comercio: para quienes requieran un contenedor con capacidad de 26 kilogramos, se les cobrará la cantidad de 30 pesos mensuales; por uno de 51 Kilogramos, el costo será de 76.04 pesos, y por el de 304 kilogramos, el monto alcanza los 770. 55 pesos.

En opinión del regidor Janix Alanis aquí es donde está la trampa de la empresa, ya que será imposible para muchos comercios no rebasar varias veces en un mes la capacidad diaria de los nuevos contenedores –cuya venta tendrá en exclusivo la propia concesionaria–, lo que al final disparará los costos mensuales.

“El papel dice una cosa, pero la propia empresa nos confirmó que sí (en los contenedores) hay un exceso diario en la basura que se recicla, habrá un precio excedente”, concluyó.