NIDO DE VÍBORAS

222

 

Por: KUKULKÁN 

QUE EL Ayuntamiento de Benito Juárez sea uno de los principales deudores de predial del municipio de Benito Juárez, suena como uno de esos chistes que no sabe uno si reírse de tan malo o de tan ridículo.

PERO NO es chiste y es a la vez malo y ridículo. Porque además no hay justificación que valga: la misma autoridad debería saber cuáles son sus activos y pasivos y tener control sobre ellos.

PERO ESTO es Cancún, una ciudad que todo mundo se pelea por gobernar, no tanto por el privilegio de servir como por la oportunidad de servirse, de preferencia con la cuchara grande.

Y VAYA que en este caso la pedrada es grande: 4.3 millones de pesos por pagos atrasados, multas y recargos en torno a dos terrenitos en la zona hotelera.

QUE LA bronca no fue creada en la presente administración de Mara Lezama, es cierto, el adeudo viene desde Remby Estrada y un poquito más atrás, pues los intereses se vienen acumulando desde 2013.

PERO COMO aquí nadie se hace responsable de sus faltas y ahí se las endosan al que sigue, toca a Lezama Espinosa y su equipo de duchos administradores cargar con el muertito, aunque lo más probable es que se lo dejen de herencia al que siga.

TODAVÍA FALTA para renovar la presidencia municipal de Benito Juárez… ¿habrá quien se quiera aventar el ruedo?

***

EN EL tricolor están aplicando la sincera… De acuerdo con su nueva jefa estatal Candy Ayuso, en Quintana Roo el partido está para el perro y en semejante estado no alcanza para mucho. Por eso, lo que propone no es nada más un “¡vamos a echarle ganas!”, sino un muy realista “vamos a empezar desde abajo porque la palapa se nos viene encima”.

Y COMO primera medida, hizo un llamado a implementar la Operación Curita, para aliviar las múltiples heridas abiertas que tienen al partido sangrando militantes hacia otras siglas porque en la casa tricolor nomás les vendieron ilusiones.

NO ES la primera ocasión que ocurre un llamado a la reconciliación partidista, por lo cual el presente caso hay que tomarlo con precaución. Además, no es lo mismo reconstruir que remodelar y en lo que toca al Revolucionario Institucional, se impone una casa nueva desde los cimientos.

¿LES ALCANZARÁ el ánimo a los priistas o se desinflarán otra vez? El tiempo avanza.

***

PROMETIERON TRABAJAR y ahora no se pueden echar para atrás. Los 25 diputados del hache Congreso de Quintana Roo entraron muy sacalepunta con que iban a dotar al estado de nuevas y mejores leyes que beneficien a todos, pero de entrada lo que toca es remendar agujeros.

POR UN lado, darle reversa al artículo séptimo transitorio de la Ley de Ingresos, ese que promete perdonarle impuestos a quienes inviertan en casinos en la entidad, justo lo que necesitamos en esta parte del país.

Y POR otro, revisar o de plano rehacer la Ley de Bienestar Animal, que tiene muy contentos a los animales, pero muy infelices a los humanos porque no les deja explotarlos a su gusto en aras de la tradición y las costumbres.

A ESTE paso, la XVI Legislatura no aprobará ninguna legislación nueva porque pasará su periodo arreglando entuertos.