Afecta depresión a mil 417 personas en Quintana Roo

702

 

  • Mil 108 mujeres y 309 hombres la padecen.

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- La depresión es un trastorno mental frecuente, así como la principal causa de discapacidad en el mundo. En Quintana Roo hasta la semana 52 del año pasado se contabilizaron mil 417 casos de esta enfermedad.

Cada 13 de enero se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión, que se caracteriza según la Organización Mundial de la Salud (OMS) por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa, baja autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

De acuerdo con el Boletín Epidemiológico de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal hasta la semana 52, con corte al 28 de diciembre de 2019, en la entidad mil 108 mujeres y 309 hombres fueron atendidos por depresión. En el mismo lapso, pero de 2018, se acumularon mil 108 asuntos en total.

En 2019, el país registró 124 mil 543 personas con depresión, de las cuales 32 mil 295 son hombres y 92 mil 248 mujeres. Se calcula que esta enfermedad afecta a más de 300 millones de personas en el mundo.

Hay tratamientos eficaces para la depresión, pero más de la mitad de los afectados en el mundo no reciben esos tratamientos, ya sea por falta de recursos y de personal capacitado, o por la estigmatización de los trastornos mentales y la evaluación clínica inexacta.

Dependiendo del número y de la intensidad de los síntomas, los episodios depresivos pueden clasificarse como leves, moderados o graves. Una distinción fundamental es la establecida entre la depresión en personas con y sin antecedentes de episodios maníacos. Ambos tipos de depresión pueden ser crónicos y recidivantes, es decir, que reaparecen, especialmente cuando no se tratan.

La OMS establece que los programas de prevención reducen la depresión, por ejemplo, las actividades escolares son eficaces para combatirla, al promover un modelo de pensamiento positivo entre niños y adolescentes. Las actividades de ejercicio para las personas mayores también pueden ser útiles para evitar esta conducta, que puede derivar en un suicidio.

 

Quizá te interese: La seguridad de alumnos comienza desde casa: Carlos Joaquín