Inclusión, para mejorar socialmente a Cancún

578

 

  • José Ricardo Velazquez Prudente y Adrián Couoh son los fundadores de Somos Diferentes, asociación conformada en su mayoría por personas con discapacidad, cuya misión es hacer de Cancún un lugar con mejores condiciones de vida.

CARLOS RIVERA 

CANCÚN, Q. ROO.- En el año 2010, en el país había cinco millones 739 mil 270 mexicanos con alguna dificultad física o mental para realizar actividades de la vida cotidiana.

Ante esto, el tema de la inclusión no puede ser abordado como un lujo, sino como una necesidad latente.

Somos Diferentes está conformada, en su mayoría, por personas con discapacidad que unen fuerzas con la juventud consciente de las necesidades de los grupos vulnerables, para hacer de Cancún un lugar con mejores condiciones de vida.

Lo que da un valor agregado a esta agrupación de jóvenes, en comparación con otras, es haber sido organizada por personas con discapacidad para las personas con discapacidad, manifestó José Ricardo Velazquez Prudente, presidente de la asociación.

Abanderados con el tema de inclusión, se unieron por la discriminación que detectaron en el entorno social; en primera instancia se dedicaron a informar los obstáculos que a ellos se les presentan y que poca gente está consciente de que existen.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) marca que el grupo de ciudadanos de 60 a 84 años, concentra el mayor porcentaje (40.7) de individuos con alguna discapacidad, seguido de la población adulta entre 30 y 59 años (32.8%). El menor porcentaje lo representa la población con 85 años y más.

Dos de cada diez personas con discapacidad tienen menos de 30 años, situación a considerar dada la atención que requieren para desarrollarse en condiciones adecuadas.

 

Fenómeno Migratorio

 

Al comparar los estados con mayores y menores porcentajes de población discapacitada, como son los casos de Zacatecas y Quintana Roo, se sabe que la diferencia es por consecuencia del fenómeno migratorio.

En el caso de Zacatecas, al tener más emigrantes, los jóvenes en edad laboral migran para buscar oportunidades laborales, mientras que, entre los que se quedan se encuentra la población más anciana que presenta mayor probabilidad de tener alguna discapacidad.

Por el contrario, Quintana Roo tiene un menor porcentaje de discapacidad porque llega población en edad de trabajar.

Tocar los corazones de muchas personas no es una tarea difícil para esta Somos Diferentes; debido a la colaboración que han tenido con otras instituciones han logrado sembrar empatía con un público afín y disímil.

Al tener como misión la promoción del desarrollo de oportunidades para distintos sectores de la población a través de la asistencia social efectiva, los obliga a cambiar la conciencia colectiva de la ciudadanía cancunense.

Esta asociación también tiene como visión ser un referente en Quintana Roo fomentando la inclusión, oportunidades de desarrollo y mejoramiento en la calidad de vida de los todos los grupos vulnerables del estado, para lograr una sociedad más igualitaria.

En el tópico de relaciones públicas, esta asociación busca el papel de intermediario entre las personas con discapacidad con el gobierno, empresas y sociedad civil, con el fin de lograr una sinergia progresiva que beneficie y catapulte el bien común.

Para Ricardo Velazquez, coadyuvar en la defensa de los derechos y la consolidación de la dignidad de las personas con discapacidad de grupos vulnerables es un punto clave en su agenda.

Aseguró que, con base en su experiencia, un bajo sector de las personas con discapacidad obtiene trabajo digno y bien remunerado, ya que las empresas los limitan a ciertos puestos y salarios.

“En la asociación somos 59 jóvenes con discapacidad; cuando los conocí les pregunté ¿Quién de ustedes trabaja? y menos de la mitad alzó la mano, posteriormente cuestioné ¿Quién tiene un empleo digno? y solamente yo alcé la mano.

“Esto se traduce en que las personas con discapacidad se dediquen al comercio informal, como vender pulseras o algún otro producto en los semáforos. Es lamentable, pero es la realidad”, aclaró el presidente de Somos Diferentes.

 

Se sienten intimidados

 

Adrián Couoh, secretario de este proyecto altruista, argumentó que los jóvenes con discapacidad se sienten intimidados bajo las limitantes que se les presentan en su vida diaria.

En consecuencia, abandonan las escuelas, ocasionando que exista una baja matrícula de estudiantes universitarios discapacitados en México.

“Hay muchas personas con discapacidad que al finalizar la preparatoria no quieren seguir estudiando, sin embargo, hay universidades en Cancún que les abren la puerta y algunas están modificando su estructura arquitectónica, adecuada a sus necesidades.

“Tenemos que procurar que personas con discapacidad sigan luchando por sus estudios profesionales, para que las mismas empresas comprueben que tiene las capacidades y actitudes de seguir adelante para que las contraten”, comentó el secretario de Somos Diferentes.

Por su parte, el presidente de esta asociación se mostró inconforme con el transporte en Cancún, ya que no lo considera inclusivo; de hecho, aclaró que “teniendo presupuesto para pagar un taxi, se me hace complicado trasladarme debido a mi discapacidad.

“Ahora imagínate, todas las personas con discapacidad que no tienen los recursos suficientes para pagar un transporte privado se les complica trasladarse a su destino de manera eficiente”.

Adrián Couoh señaló al presidente de la asociación como un ejemplo a seguir, ya que por su grado de compromiso se siente obligado a seguir adelante, pese a los obstáculos que se van presentando en su camino.

Ricardo Velazquez, durante la entrevista, recordó que él fue considerado como una historia de éxito del Centro de Rehabilitación e Inclusión Infantil Teletón (CRIT) Quintana Roo, donde aprendió a valorarse y a salir adelante.

“Antes de que existiera el CRIT Quintana Roo, para encontrar terapias me iba a Mérida, me salía más caro el traslado que la misma terapia; además del beneficio económico, ahí me atendieron con mucha calidad humana, lo cual es un reflejo de los colaboradores en Somos Diferente.

“Yo, como persona discapacitada, no tenía el conocimiento suficiente sobre la discapacidad como tal, por ello es importante que la sociedad se acerque al Teletón o alguna otra institución, para que conozca el trato correcto, ya que todos merecemos ser tratados igual”, indicó el presidente de la asociación.

Añadió que su iniciativa va encaminada a la accesibilidad, para que a partir del empleo de las emergentes tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se conciba una sociedad inclusiva, donde todas las personas puedan dar su punto de vista y se rompan las barreras de comunicación, ya sea en lo laboral como en lo educacional.

Existe voluntad por parte de los empresarios como del gobierno en apoyarlos, ya que su causa va por el bienestar de un sector vulnerable, pero también por una ayuda humanitaria en general.

“Actualmente necesitamos en la asociación un medio de transporte para trasladarnos debido a que impartimos talleres y conferencias de manera gratuita a diversas empresas en Cancún y los camiones y combis no están adaptados para las sillas de ruedas.

“Pese a que no cobramos ningún peso por estas pláticas, es muy difícil para nosotros recurrir a un medio de transporte privado, ya que los costos de estos en ocasiones llegan a ser elevados y mis compañeros en Somos Diferentes no pueden pagar, por ejemplo, un taxi”, señaló el presidente de la asociación.

Agregó que las personas discapacitadas en Cancún no están necesitadas de limosna o caridad, sino que tienen hambre de oportunidades que en muchas ocasiones les han sido negadas por sus limitantes físicas, cuando estas no les impiden explotar sus talentos.

Recomendó a los jóvenes que no están discapacitados, no se esperen a que a ellos o a algún ser querido les suceda un imprevisto para abrir los ojos, sino que abran su corazón a todas las personas que necesitan una mano, ya que el día de mañana la vida se los va a recompensar.

 

Quizá te interese: Diputado pide echar abajo la ley que impide corridas de toros