Parque Ecológico Zazil, naturaleza y luz

251

 

  • Se ofrece a las familias facilidades para hacer alguna actividad social

LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.– Chetumal cuenta con uno de los pulmones más importantes: el Parque Ecológico Zazil, que en maya significa “luz” o “claridad”, que está rodeado de vida.

Se inauguró el 14 de enero de 1993, y en sus inicios sirvió como centro de recepción de aguas pluviales y de amortiguamiento ambiental.

Sixto Alpuche Briceño, responsable del parque ecológico, dijo que este espacio es visitado a diario por decenas de personas que hacen uso de este espacio para oxigenarse, realizar actividades deportivas, recreativas y de esparcimiento familiar.

El parque tiene una extensión de casi seis hectáreas, donde se albergan aproximadamente 200 especies vegetales, además de la fauna silvestre que bordea cada una de sus veredas.

También es posible encontrar especies distintas como tortugas, patos y reptiles, entre otras.

Además de sus altos y frondosos árboles, el Parque Ecológico Zazil también cuenta con un vivero, pista para trotar, museo, centro de reciclaje y composta de árboles navideños y aparatos electrónicos.

Un tortuguero, un lago artificial, área de juegos para niños, palapas y mesabancos para picnic.

“A las familias se les ofrecen facilidades para hacer alguna actividad social, les prestamos la palapa o los espacios para la convivencia”, dice el administrador.

Por la cantidad de especies de flora y fauna que habitan en él, el parque ecológico recibe la visita de estudiantes desde nivel preescolar hasta universitarios, para realizar estudios, monitoreo de insectos y larvas. Esto ha permitido la conservación al interior de este parque.

 

Bicicletas y mascotas

 

Por motivos de conservación del lugar y sus especies no se permiten los recorridos en bicicleta o con mascotas dentro del parque; en abril, arriban tucanes y durante todo el año, infinita cantidad de pájaros.

Por la belleza del lugar, el Parque Ecológico Zazil ha sido locación para que parejas de novios o quinceañeras realicen su sesión de fotos, misma que se ha vuelto muy popular y cotizada entre la sociedad chetumaleña.

El centro de recepción de aparatos electrónicos es visible desde la entrada al parque; la ciudadanía puede ir a dejar todo tipo de aparato que ya no utilice, el objetivo es que no se haga mal uso de ellos ni terminen tirados en las calles. Se reciben objetos pequeños, desde pilas, hasta más grandes, como refrigeradores.

Alpuche Briceño explica que, al ser un lugar donde el acceso es libre y gratuito, alrededor de cada seis meses se realiza un monitoreo para contabilizar las personas que ingresan al parque.

Cada día hay alrededor de 160 visitantes, en su mayoría para realizar alguna actividad física.

Una de las grandes joyas que resguarda el parque es un pequeño museo del chicle, una exposición sobre la propia historia de la goma de mascar y la importancia de la actividad chiclera, proceso de extracción del árbol de chicozapote, así como su empaquetado y comercialización.

Una de las actividades más importantes que se realizan al interior del parque es el reciclaje de ramas y árboles navideños, que actualmente se encuentra vigente.

Este proceso culmina con un trabajo de composteo, el cual se transforma en material orgánico, que sirve como abono para la tierra y para sembrar nuevas plantas.

El parque abre los 365 días del año, desde las seis de la mañana hasta las seis de la tarde; la entrada es libre y no se permite introducir bebidas alcohólicas.

 

Quizá te interese: Entre 15 y 25 consultas, diarias, de menores de edad embarazadas