‘Hablarán’ monumentos en Guadalajara

458

 

  • Cada placa cuesta alrededor de 15 mil pesos.

 

REBECA PÉREZ VEGA/AGENCIA REFORMA

GUADALAJARA, JAL.- Los 31 personajes que habitan en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres tendrán códigos QR, que llevarán a los usuarios a conocer más sobre la vida y obra de los beneméritos regionales, mediante videos en inglés y español como parte del programa Bibliotecas Digitales en Monumentos del Centro Histórico que impulsa el Ayuntamiento de Guadalajara.

Esta iniciativa empezó a trabajarse en diciembre pasado con impulso del Patronato Centro Histórico, a cargo de Manuel Vega Ventura. De entrada, se trabaja en la rotonda, pero la idea es que una treintena de recintos del primer cuadro de la Ciudad cuenten con estas placas para que los turistas se lleven más información sobre la historia de Guadalajara a través de su patrimonio cultural edificado.

“El propósito es brindar a los visitantes del Centro Histórico herramientas tecnológicas para conocer todo lo que tiene nuestra historia y patrimonio que tiene nuestra ciudad”.

En una primera fase se contempla la colocación de placas de cerámica en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres hasta finales de febrero.

Ya se instalaron las primeras dos en las figuras de fray Antonio Alcalde y José Clemente Orozco.

El 24 de enero se terminarán de colocar las fichas en el segmento poniente (Alcalde), el 7 de febrero estará listo el segmento sur (Hidalgo); el 14 de febrero, la parte oriente (Liceo) y la parte norte (Independencia) finalizará el 21 de febrero.

“Se va a acceder por medio de códigos QR que al momento de ser escaneados por dispositivos inteligentes, desplegarán información relevante sobre cada monumento personajes y sitios históricos de la Ciudad.

“También incluirá características incluyentes para personas con discapacidad auditiva y visual y contará con la traducción al idioma inglés para el turismo extranjero”.

En esta primera etapa se han gastado cerca de 488 mil pesos.

En los siguientes meses seguirá la colocación de códigos QR en recintos como el Museo Cabañas, la Catedral Metropolitana, la Biblioteca Iberoamericana, pero la idea es hacerlo en una treintena de espacios más, con el permiso del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Cada placa cuesta alrededor de 15 mil pesos, desde generar el propio código, hacer el video, el contenido, la traducción y generar el proyecto electrónico. Se requieren otros 450 mil pesos para generar los siguientes códigos.

 

Quizá te interese: Busca Sergio Mayer acuerdo con familia de Francisco Toledo