Piden cabeza de Carlos Beltrán, ex jugador de Astros

275
New York Yankees shortstop Didi Gregorius leaps for a ball as Houston’s Carlos Beltran stays on second, during Game 4 of the American League Championship Series, at Yankee Stadium in the Bronx, Oct. 17, 2017. The Astros lead the series, 2-1. (Hilary Swift/The New York Times)

 

  • Carlos Beltrán es el único pelotero mencionado en el reporte de los Astros.

 

STAFF/ LUCES DEL SIGLO

NUEVA YORK, E.U.-Tras el despido de Alex Cora, como mánager de los Red Sox y ex miembro de los Astros, hay otro nombre que circula entre las guillotinas: Carlos Beltrán, el ex pelotero es el único mencionado como jugador mencionado dentro del informe de las Grandes Ligas por el robo de señales y algunos peloteros ya piden su cabeza.

En el documento publicado por Grandes Ligas se menciona a Cora como “la mente maestra” detrás del robo de señales, mientras que Beltrán estuvo entre los que “expresaron que el equipo podía mejorar en torno a descifrar las señales de los rivales y comunicárselas al bateador”. Sin embargo, la MLB decidió no castigar a ningún pelotero porque todos de alguna forma u otra tuvieron conocimiento de las señales.

Beltrán ganó en 2017 la Serie Mundial con los Astros y anunció su retiro. En 2019 fue consejero especial de los Yankees, hasta noviembre de ese mismo año que fue nombrado manager de los Mets.

Hasta el momento distintos medios en Estados Unidos reportaron que los Mets no piensan despedir a Beltrán. Sin embargo algunos de sus ex compañeros como Mark Texeira de los Yankees, aseguraron que la organización debería echar al mánager.

“No creo que los Mets tengan una opción, tampoco. Ellos tienen que despedir a Carlos Beltrán” declaró el jugador de los Mulos del Bronx. “La única razón por la que Beltrán no fue castigado como un participante importa fue por esa inmunidad… es realmente una puerta de escape para Carlos Beltrán, porque se retiró inmediatamente después de la Serie Mundial” arremetió Teixeira.

 

Quizá te interese: Alista Vela su primer juego de Concachampions