Star Wars, ¿a la pantalla chica?

242

 

  • No sorprende que, desde que adquirió Lucasfilm en 2012 por 4 mil millones de dólares, Disney haya exprimido la saga de Star Wars con películas, series animadas, videojuegos y hasta parques temáticos.

 

 

Rodolfo G. Zubieta / Agencia Reforma 

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando gastas 4 mil millones de dólares en un producto, realmente esperas que valga cada centavo.

Por eso no sorprende que, desde que adquirió Lucasfilm en 2012 por esa cantidad, Disney haya exprimido la saga de Star Wars con películas, series animadas, videojuegos y hasta parques temáticos.

De acuerdo con la compañía de investigación de marketing Comscore, la compañía ya recuperó y hasta superó su inversión desde hace tres años. La gallina de los huevos de oro no ha dejado de producir ni un día.

Esto generó una sobreexplotación total de la franquicia (se han producido cinco películas en apenas cuatro años), misma que empezó a asfixiar (y a dividir) a los “warsies” y críticos.

Ahora, a casi un mes del estreno de Star Wars: El Ascenso de Skywalker, el último episodio de la saga original creada en 1977 por George Lucas, Disney cree que es buen momento para desacelerar su maquinaria.

“Me adjudico la culpa. Reconozco que fue mucho, muy rápido. Creo que después de este último capítulo vamos a ser más cuidadoso respecto al volumen y el ‘timing’. El presupuesto también se detendrá.

“Hemos sacado muchas películas en tan poco tiempo y creo que una cinta de Star Wars debe ser realmente especial. Ahorita sí siento que menos, es más”, puntualizó Bob Iger, CEO de Disney, a BBC Radio.

¿Qué sigue para la franquicia? De entrada, no esperar una película a corto plazo. Kathleen Kennedy, Presidente de Lucasfilm, sabe que la estrategia debe cambiar por el bien de los fans (y las finanzas).

“No he decidido qué es lo que viene. Estamos analizando muchas cosas y distintas formas para seguir. ¿Volvemos al pasado? ¿Avanzamos hacia adelante? ¿Nos quedamos en esta galaxia? Todo eso cuestionamos.

“Queremos que la próxima película defina un nuevo futuro para la saga y por eso queremos tomarnos nuestro tiempo, dedicación y la planeación adecuada”, puntualizó Kennedy a la revista Rolling Stone.

Quizá por eso hace poco David Benioff y D.B. Weiss, creadores de Game of Thrones, anunciaron que renunciaban a trabajar en la nueva trilogía de Star Wars, que estaba planeada para arrancar en 2022.

Sin embargo, abandonar indefinidamente una propiedad intelectual que tan sólo en cine ha generado 9 mil 232 millones de dólares en todo el mundo, no es una opción para Disney.

Sí, aún hay Star Wars para rato, aunque la galaxia a conquistar ahora está en la pantalla chica.

 

Quizá te interese: Falleció el guitarrista Chamín Correa