Llama a denunciar abusos sexuales en el colegio Cumbres de Cancún

621

 

  • Fernando Martínez, ex sacerdote de los Legionarios de Cristo.

 

ÉDGAR FÉLIX

CANCÚN, Q. ROO.- Ana Lucía Salazar estudió en el Instituto Cumbres de Cancún de 1991 a 1992. Entre esas paredes escolares, señala en una carta, “fui abusada” sexualmente cuando tenía ocho años por el padre Fernando Martínez, miembro de los Legionarios de Cristo, a quien busca ahora y hace un llamado a sus ex compañeras a denunciar estos actos denigrantes que vivieron por aquellos años.

En una carta que publica en su cuenta de tuiter, Ana Lucía Salazar hace un llamado a sus ex compañeras: “Les agradecería me apoyaran con todo lo que saben porque este señor ha abusado a lo largo de su vida de muchas niñas que hoy permanecen en el anonimato. Yo decidí dar la cara porque el señor se le ha resguardado y protegido por años después de destruir nuestras infancias”.

Dice que el colegio Cumbres de Cancún, conociendo de estos casos, decidió callar. “Los padres de familia de las demás víctimas decidieron no creerle a sus hijas pero yo conté con mis padres que siempre confiaron en mí y me validaron desde el primer momento, mi caso se está documentando pero necesitamos más información”.

La carta que comienza con un “les quiero contar parte de mi historia” es un llamado a todas sus ex compañeras del Cumbres de Cancún para documentar los casos de abuso del pederasta Fernando Martínez, miembro de los Legionarios de Cristo. Se declara como la primera mujer que denuncia a esta asociación clerical con fuerte presencia en Quintana Roo.

De acuerdo con información de la Dirección de Asuntos Religiosos de Gobernación, Quintana Roo se ha convertido en un lugar de refugio de los Legionarios de Cristo, pues de los 961 sacerdotes con los que cuenta la organización diseminados en 21 países, 66 se encuentran en el estado. Es la concentración más numerosa de Legionarios en el mundo.

 

Quizá te interese: Pone Hacienda énfasis en proyectos del sureste