Crean cervezas para honrar a migrantes

324

 

  • Inspirados por resaltar la gran labor de jornaleros mexicanos en el valle de Yakima, Esteban Silva.

 

Nayeli Estrada/Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 24-Jan-2020 .-Tras olas de burbujas y exuberantes aromas de mango, durazno, maracuyá, flores blancas y coco; se esconden cientos de historias de esfuerzo, sacrificio, valor y esperanza que con cada flor de lúpulo impregnan las cervezas que se elaboran en México y Estados Unidos.

El Valle de Yakima, en Washington central, es punto neurálgico de la industria cervecera mundial, ya que en sus terruños se produce 74 por ciento del lúpulo del país con mayor cosecha a nivel mundial a manos de jalicienses, michoacanos y colimenses.

Inspirados por resaltar la gran labor de jornaleros mexicanos en el valle de Yakima, Esteban Silva, director general de cervecería de Colima y Alejandro Magallanes, director general de la cervecería tapatía Loba; colaboraron con Bale Breaker Brewing Company en Yakima en la elaboración de las cervezas Loba Migrante y Vale Bale.

“Resulta que el lúpulo que utiliza gran parte de la industria artesanal, se produce en el Valle de Yakima, y las que cosechan ese lúpulo, son más de 100 mil manos mexicanas, principalmente jalicienses, michoacanas y colimenses.

“Cuando tomamos conciencia de que nuestras cervezas llevan lúpulo cosechado por manos mexicanas, pensamos que debíamos celebrar y honrar ese esfuerzo con 2 muy buenas cervezas”, destaca Silva.

Como parte de la segunda edición del proyecto Sesiones del migrante, al que pertenecen estas dos nuevas propuestas cerveceras, los directivos presentaron Loba Migrante y Vale Bale la noche del 22 de enero.

“Bale Breaker, Loba y Colima celebran esta segunda edición en México de Sesiones del migrante. Hoy brindamos por el esfuerzo de todos los migrantes, y esperamos que como sociedad, seamos capaces de darles un trato digno, no solo a los nuestros, también a los que pasan por nuestro país”, enfatiza Esteban.

La característica esencial de los estilos presentados -Hazy Pale Ale y West Coast IPA-, es el perfil aromático de sus lúpulos.

Clásicamente estas flores expresan aromas a frutos claros tropicales, melocotón y cítricos, sin embargo, el hilo conductor entre ambas cervezas es la variedad Sabro, cosechada por primera vez en septiembre de 2019 y utilizada por primera vez en México por ambas cerveceras, en su perfil destacan también marcados matices de flores blancas y coco.

“Sabro es una variedad híbrida muy reciente que se desarrolló en Yakima y su historia está totalmente relacionada con los migrantes. Cuando un productor de lúpulo desarrolla una variedad experimental, pone nombres aleatorios como TC400C, en este caso los migrantes le empezaron a llamar sabroso al campo donde estaba sembrado ese lúpulo el sabroso porque es un lúpulo extraordinario”, destaca Magallanes.

De acuerdo con sus creadores, la mejor forma de maridar Loba Migrante y Vale Bale es con mariscos frescos y Pozole seco de Colima, respectivamente.

“Vale Bale es un juego de palabras, aquí en Colima vale es lo mismo que amigo, y Bale es la forma en la que se les llama a los recipientes donde los migrantes recogen las flores de lúpulo”, afirma Silva.

Además de visibilizar el impacto de su labor en la industria, Cervecería de Colima destina una parte de sus ganancias a organizaciones enfocadas en la causa, en esta edición los beneficios se destinarán a la casa del migrante de Chihuahua.

“Nunca vamos a entender lo que viven los migrantes, no queremos dar más que un mensaje político, sino uno de reconocimiento a ese esfuerzo que a veces parece invisible.Nuestras cervezas existen gracias a manos mexicanas, en cada vaso que nos tomamos está su trabajo y queremos celebrarlo, reconocerlo y tenerlo presente”, recuerda el directivo de Colima.

 

Quizá te interese: Alistan asistente virtual para atender a paisanos