Nueva Ley de alcoholes tiene piso parejo

462
  • Ajustar las tarifas de licencias de bebidas alcohólicas en Quintana Roo era necesario debido a que no se habían actualizado desde hace 18 años.

RUBÉN TORRES

CHETUMAL, Q. ROO.- Ajustar las tarifas de licencias de bebidas alcohólicas en Quintana Roo fue una medida necesaria debido a que no se habían actualizado desde hace 18 años, argumentó Layla Flores Terrazas, directora de Licencias de Bebidas Alcohólicas de la Secretaría de Finanzas y Planeación.

Al salir de la Ley de Hacienda para pasar a la Ley de Derechos significa que no fue una medida recaudatoria, sino frenar la discriminación y ofrecer “piso parejo’’ para restaurantes, bares y minisúper.

Así lo explicó la funcionaria, recordó que antes todos pagaban lo mismo, eran 12 mil 900 pesos, y ahora habrá variaciones y estímulos de acuerdo a la zona donde se encuentren y el tipo de establecimiento del que se trate, porque “se nos hizo una observación que (antes) las tarifas eran discriminatorias, por ello hubo modificaciones, pero también hay estímulos de descuento”.

Pese a que la anterior administración estatal, en 2015, adecuó las tarifas y recaudó 140 millones de pesos al año; en 2017 ya con el gobierno de Carlos Joaquín González fue de 240 millones de pesos, lo que deja en claro que anualmente subió 100 millones de pesos.

En 2018 la suma quedó igual, y pese a los cambios de Ley se espera nuevamente obtener esa cantidad.

De acuerdo con Flores Terrazas aún continúan las resistencias de organizaciones que agrupaban establecimientos, pero le “cobran una cuota’’, que significa más de lo que ahora tendrán que pagar, porque el que menos pagará serán 7.5 pesos por día y el mayor 17 pesos, costo que “con una sola cerveza vendida ya lo cubrió’’.

La funcionaria estatal dijo que “sí hay ajustes y unos ligeros cambios, el que más va a pagar de diferencia entre el año pasado y este 2020, es de 17 pesos’’, lo que está debidamente aceptado por la Contraloría, pero de igual forma habrá descuentos de 35 por ciento para quienes no están en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

Para los que tienen registro RIF es de 45 por ciento, principalmente de la zona norte; y en el sur de 50 por ciento a los que no son RIF y de 60 por ciento a los que sí, lo que tendrá beneficios a futuro, siempre y cuando “se apresuren a pagar en enero, porque si lo hacen entre febrero y marzo el estímulo irá disminuyendo’’.

El universo de licencias que existe en Quintana Roo es de 11 mil 700 para bebidas alcohólicas, 10 mil de ellas son vigentes y el resto están, pero no operan, no han pagado derechos o las tienen guardadas.

El cambio se hizo debido a que “un bar de Othón P. Blanco pagaba lo mismo que uno de Felipe Carrillo Puerto, de Cancún o Tulum, y ahora no será así’’.

Hay un exhorto a los propietarios de licencias o a quienes los han otorgado en comodato, puesto que los estímulos bajarán poco a poco y no se dará un paso atrás, pese a las presiones y expresiones que están realizando grupos de hoteleros o asociaciones, que antes se beneficiaron protestando en administraciones anteriores.

Te puede interesar: Listo Quintana Roo para ser proveedor internacional