Atenderán Semarnat y la Secretaría de la Función Pública la denuncia de extorsión de inspectores de la Profepa

532

 

  • La denuncia en contra de inspectores de la Profepa a comerciantes de Puerto Morelos ya fue entregada a Semarnat y la SFP, señaló el delegado estatal Arturo Abreu.

 

RUBÉN TORRES

CANCÚN, Q. ROO.- Más vale tarde que nunca. Aunque la denuncia en contra de inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por presunta extorsión en contra de comerciantes de Puerto Morelos tiene más de 10 días, el delegado estatal de los Programas del Bienestar en Quintana Roo, Arturo Abreu Marín, apenas dio vista a las secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de la Función Pública (SFP).

La denuncia, hecha por el regidor de Puerto Morelos, Willy Germain Cahuich Avilez, a través del oficio MPM/R7/005/I/2020, dirigido a Abreu Marín, informa al delegado “sobre las extorsiones a que están sometiendo a comerciantes y empresarios de Puerto Morelos a manos de dos inspectores de la Procuraduría Federal para la Protección del Medio Ambiente (Profepa)”.

El oficio fue acompañado de la advertencia de que en caso de no ser atendida la denuncia, Cahuich Avilez promovería ante el cabildo el retiro del apoyo económico a los inspectores, como establece el acuerdo firmado entre el municipio y el gobierno federal.

El delegado, nombrado por el presidente Andrés Manuel López Obrador para atender las necesidades de Quintana Roo, confirmó hace 10 días que efectivamente había recibido el oficio, pero que no había leído su contenido debido a que se encontraba en otra zona, cumpliendo con las labores que realiza en los 11 municipios de la entidad.

El día de ayer, Abreu Marín expuso que dio vista de las denuncias a la Semarnat y la SFP para que sean sus órganos internos de control los que asuman la investigación, debido a que se trata de funcionarios federales comisionados como inspectores y, por lo tanto, serán ellos quienes a través de sus órganos jurisdiccionales resuelvan el asunto.

“Al no ser parte de mis funciones remití el oficio donde se realizan las observaciones al respecto, ahora corresponderá a las Secretarías involucradas llevar a cabo las indagatorias en todos los términos que ellas consideren necesarias para verificar si existen tales extorsiones y qué tipo de sanciones se les puede aplicar a los responsables”.

 

Quizá te interese: La cultura maya despierta el interés del mundo turístico