Concientizan sobre pesca del mero y el negrillo

723

 

  • El mero puede llegar a vivir 50 años y EN México pesar hasta 27 kilogramos.

 

GABRIELA TORRES ORTEGA

MÉRIDA, YUC.- Con el objetivo de proteger la pesca ilegal del mero y el negrillo, chefs, organizaciones pesqueras, asociaciones civiles –como Cedepesca y Pesca Con Futuro– y empresarios locales, nacionales y estadounidenses, se reunieron para presentar alternativas ante la veda del mero, que comienza el 1 de febrero y termina el 31 de marzo.

En la Escuela Culinaria del Sureste, el evento reunió a cinco chefs y cooperativas pesqueras que buscan sumarse al llamado de conciencia, entre ellos chef ejecutivo del hotel Eco-boutique Las Nubes de Holbox, el Chef Martín Rodríguez quien, junto con Roger, un pescador de Celestum, prepararon un platillo a base de rubia.

“Creemos que promover el consumo de otras especies locales puede ayudar a disminuir la presión sobre el mero”, explicó Minerva Alonso, directora del Centro de Desarrollo y Pesca Sustentable (CeDePesca).

“Crear opciones de consumo y de conciencia del estado de la pesquería de mero entre los consumidores es de gran ayuda para que el sector pesquero legal pueda enfrentar la situación actual y conservar la reproducción de la especie”.

Con la presentación de especies de peces regionales se busca el impulso de las mismas, además de reducir el impacto sobre el mero.

“Si uno consume estas especies, la venta de mero ilegal bajaría porque no habría tanta demanda”, explica el Chef Martín Rodríguez, de El Sabor de las Nubes.

El mero es un pez de gran tamaño que puede llegar a vivir hasta 50 años y en México los más pesados llegan a los 27 kilogramos, aproximadamente; si bien es un pez que existe en otras partes del mundo, su carne es muy apreciada gracias a su sabor y calidad.

De hecho, esta es una de las especies más importantes para el estado de Yucatán, ya que en sus costas se captura el 80 por ciento del volumen nacional de consumo. Se tiene un estimado que el año pasado se pescaron alrededor de seis mil 500 toneladas, la más baja de su historia.

Junto con el mero, las principales pesquerías de la zona, son el pulpo, la langosta y el pepino marino.

Por parte del gobierno existen sanciones que significan multas para aquellos comercios o pesqueros a quienes se sorprenda vendiendo el mero durante la veda.

Por ejemplo, el hotel Eco-boutique Las Nubes quita de sus menús la venta de mero, pulpo y langosta durante la veda respectiva.

“Muchos lugares siguen ofreciendo producto que estaba congelado, pero nosotros creemos que la mejor forma de evitar la depredación y consumo ilegal es dejar de ofrecer el producto en nuestra carta y ofrecer otras opciones igual de buenas”, señaló el Chef Martín Rodríguez.

De acuerdo con Rodríguez, los pescados que se ofrecen en dicho establecimiento provienen de productores locales para apoyar las economías de escala, además de disminuir la huella de carbón por la transportación de producto de otras regiones.

 

Quizá te interese: Presume funcionaria viaje exótico a Asia