NIDO DE VÍBORAS

282

 

POR:Kukulkán

UNO DE los suspirantes a jefe nacional moreno, Alejandro Rojas Díaz Durán, estuvo de visita en el estado para promulgar sus intenciones de llegar a la presidencia del partido.

APARTE DE abrazar a simpatizantes y repartir sonrisas y promesas, el candidato lanzó algunos dardos a sus correligionarios en la entidad para que se pongan buzos y no quieran sacar tajada de sus cargos públicos, a los que puso en duda porque para las próximas elecciones locales y nacionales ya no habrá López Obrador en la boleta.

TIENE RAZÓN Díaz Durán: muchos de quienes hacen gala de ejercer en la administración pública, ya sea a nivel municipal o estatal, llegaron no por su cara bonita o propuestas de avanzada (si es que las hubo) sino por la confianza que los votantes depositaron en el entonces candidato Andrés Manuel.

DICHO DE otra forma, llegaron de colados y gracias a que AMLO les abrió las puertas, no porque tuvieran suficiente fuerza propia para abrirlas.

PERO APARTE de esa verdad de Perogrullo, llama la atención uno de los exhortos del candidato Alejandro Rojas: hay que votar por Morena sin que importen los candidatos porque es vital preservar la mayoría en el Congreso de la Unión y evitar bloqueos opositores.

¿CINISMO O realpolitik? Al final no es más que otra versión de que el fin justifica los medios: hay que conservar el poder como sea, no importa que los que lleguen sean unos sinvergüenzas. Con razón Porfirio Muñoz Ledo ve reminiscencias priistas en Morena.

***

CANCÚN ESTÁ en boca de todos. Para bien y para mal.

LA RECIÉN terminada Feria Internacional de Turismo, en España, arrojó resultados positivos y en general el consenso fue que incluso resultó mejor para el Caribe mexicano ir solo que en bola con el resto del país.

PERO A la par de las alegres cuentas, en diversos medios nacionales y extranjeros han circulado estos días varias notas acerca de la violencia en Cancún, tratada con más o menos tinta roja dependiendo el portal.

DECÍA LA Doña que no importa que hablen mal de uno con tal de que hablen, pero en turismo semejante estrategia es un ladrillo en el mar: sólo puede hundirse.

NO SE puede negar el hecho de que la inseguridad está bien fincada en la percepción de mucha gente, y por supuesto que hay crímenes violentos en Cancún y la Riviera Maya, pero se debe ser preciso en lo que se divulga, pues peor que una mala prensa es la desinformación.

LA LABOR de promoción que realizan autoridades y empresarios del sector ha sido importante; es igual de importante que sea acompañada de acciones puntuales de seguridad pública y una estrategia eficaz de comunicación que, sin faltar a la verdad, informe cómo estamos.

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 314