Relanzará hoteles consorcio español en Riviera Maya y Playa del Carmen

572

 

  • Selection Paraíso Lindo, en Riviera Maya; así como Tucán y Quetzal, en Playa del Carmen, contemplados en inversión de reposicionamiento.

 

STAFF / LUCES DEL SIGLO

MADRID, ESP.- El grupo hotelero español Iberostar invertirá poco más de 6 mil millones de pesos en México, y una parte se destinará en el reposicionamiento de un complejo en Riviera Maya y otros dos en Playa del Carmen.

Inmaculada Benito, directora de comunicación y asuntos públicos de la multinacional explicó que con 23 años de presencia en el país, donde se concentra el 17 por ciento de operaciones de la firma, es necesario reforzar con nuevos hoteles y el relanzamiento de algunos que ya existen.

Tal es el caso de Iberostar Selection Paraíso Lindo, en Riviera Maya, así como Tucán y Quetzal, en Playa del Carmen, en un proceso contemplado para el próximo año.

La zona de Zacatón, en San Luis Potosí, concentrará las inversiones más importantes con la construcción de dos hoteles, mientras que en Litibú, Nayarit, se prevé la construcción de un complejo más. Con las tres infraestructuras, la empresa sumará mil habitaciones más a su portafolio.

“Lo que buscamos ahora son zonas no maduras, destinos emergentes o más incipientes, como Los Cabos y Zacatón. Buscamos esas zonas por razones obvias: creemos que hay una oportunidad para exportar el ‘know-how’ que tenemos, y el producto que Iberostar ofrece”.

La multinacional española también tiene la intención de recuperar huéspedes provenientes del mercado estadounidense, que actualmente concentra 34 por ciento de las operaciones de la firma, una proporción que, a pesar de ser la más alta, ha disminuido, aunque también han encontrado la forma de mitigarlo.

“El hueco que ha dejado (el mercado estadounidense) lo hemos podido cubrir con el mercado europeo, que era un mercado que tenía menor presencia en México, pero que cada vez es más elevado. Determinados cambios en el mercado europeo han favorecido esto; en Europa somos muy conocidos y tenemos una alta penetración, lo que ha servido para cubrir esos huecos”.

Los usuarios mexicanos concentran 23 por ciento de ocupación de los complejos del consorcio español, mientras que Canadá es el segundo emisor internacional de huéspedes, con 20 por ciento. España, Alemania, Reino Unido y Argentina, representan entre 4 y 5 por ciento cada uno.

Entre los retos que el grupo hotelero enfrenta en el país, uno de los mayores es optimizar sus ingresos bajo circunstancias de seguridad desafiantes en las regiones donde operan.

“La inseguridad nos ha obligado a incentivar la demanda bajando precios, con ofertas, lo cual no deja de ser negativo. Estamos mejorando, se están poniendo las cosas para que progresemos adecuadamente (…) Pero es verdad que esa reputación del destino que se ha visto afectada, lógicamente a las empresas que operamos ahí también nos ha afectado”.

Por ello, el objetivo Iberostar es volver a registrar precios como los vistos en 2017, a la par de mantener buenos niveles de ocupación.

“Hablamos de bajadas (en los precios) de 5 a 6 por ciento, pero somos optimistas para 2020 y los años siguientes, por eso seguimos invirtiendo, porque pensamos que vamos a recuperar esos niveles de ingresos”.

 

Quizá te interese: La gestión de residuos es el reto que enfrenta el gobierno