NIDO DE VÍBORAS

352

 

POR:Kukulkán

EL TSUNAMI de notas alarmistas que inundó Cancún después del mediodía ayer fue doble motivo de bromas y preocupación.

LO PRIMERO fueron los chistes (y los memes) en torno a la (muy) lejana posibilidad de que un tsunami golpee las costas del estado causando destrozos incalculables y escenas que la mayoría sólo hemos visto en televisión y cine.

PERO LO preocupante del divertido asunto fue la rápida propagación de chismes y la falta de ética de algunos medios digitales, que con portadas amarillistas daban cuenta de que el temblor de siete y pico de grados en el mar Caribe podría causar olas de hasta un metro de altura en Cancún y barrios circunvecinos.

CIERTO ES que la competencia por la atención del público es feroz, pero convertir “la nota” en espectáculo e “inflar” la información para ganar audiencia, hace un flaquísimo favor al gremio periodístico en su búsqueda de credibilidad y confianza de la gente.

PERO AL menos el megasimulacro nacional de días pasados sirvió de algo: en varios edificios públicos y privados de Cancún el personal actuó responsablemente y con orden.

***

¡TOMA TU refinanciamiento! La Secretaría de Hacienda rebotó la solicitud del Ayuntamiento de Benito Juárez de refinanciar su deuda pública y hacer carga más ligerita.

DE ACUERDO con la autoridad federal, el municipio que lidera Mara Lezama fue incapaz de demostrar las bondades de su plan financiero, además de que no adjuntó todos los requisitos que semejante petición exige para pasar el examen.

EN DESCARGO de la morena azulada, hay que precisar que la chica deudota no es su culpa sino que tiene una larga lista de progenitores que incluyen a Remby Estrada, Gregorio Sánchez, Alor Quezada, Hollywood, La Raza y muchos más.

LEZAMA ESPINOSA podrá decir que al menos lo intentó, pero en estos asuntos y a estos niveles no se trata de intentar sino de hacer. Bien lo dijo Yoda, “Do or do not, there is no try”.

***

Y PORQUE los rechazos son mejor al dos por uno, al rebote hacendario se suma el legislativo: el Congreso de Quintana Roo regresó la pelotita de basura a la cancha municipal de Benito Juárez en el tema de la letra chiquita en el contrato con la subsidiaria Eco’ox.

RECORDEMOS QUE la empresa fue autorizada para vender e instalar contenedores de basura en Cancún con cargo al usuario, con el detalle de que el cobro varía según la capacidad y la cantidad de residuos.

SITUACIÓN QUE tiene en pie de guerra a los empresarios de la Coparmex, que exigen a la autoridad pulcritud en el tema. A este paso el Ayuntamiento haría bien en contratar un chamán para que le sahume el Palacio y le haga una muy profunda limpia.

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 315