Wayeb político: Holbox, hacia la privatización

606

POR ÉDGAR FELIX

Para este año podría destrabarse la resolución de más de 20 litigios en el Juzgado Séptimo de Distrito que reclaman la privatización de extensas zonas de la hasta hace poco área protegida de Holbox, perteneciente a la riquísima reserva ecológica Yum Balam donde se pretende desarrollar un megaproyecto para construir 21 mil cuartos de hotel en menos de tres años (en Cancún hay casi 36 mil cuartos)

El monstruo de inmobiliarias turísticas y desarrolladoras de paraísos VIP que miran hacia los jugosos flujos de visitantes, que pagan en dólares y euros, sacuden jurídicamente esta frágil isla del Caribe mexicano. En esta vorágine de intereses económicos también se tocan ya los  ámbitos políticos porque será, además, una prueba de fuego para las relaciones entre el  presidente de México Andrés Manuel López Obrador y el gobernador del estado de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.

Precisamente el 2 de enero de este año, como visita turística de cortesía, Tatiana Clouthier Carrillo, diputada federal muy cercana al presidente López Obrador, visitó Holbox, el mismo día que el Diario Oficial publicaba los amparos del magistrado José Fernando Franco González-Salas que resolvieron el expediente 855/2018 a favor de cinco particulares como propietarios de varios lotes en Holbox y el otro magistrado Javier Layne Potyzek, con expediente 226/2019, a favor (63 parcelas) de la empresa Península Maya Developments, propiedad del influyente empresario yucateco Fernando José Ponce Díaz.

Ambos magistrados, como lo documentamos ayer lunes en Luces del Siglo, cercanos a los grupos políticos del PRI y del PAN en los que fundaron una carrera administrativa jurídica significativa y cercana a los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa.

Para los suspicaces, la visita de Tatiana Clouthier (acogida por la Denisse de Kalafe, cantante apapachada del sexenio pasado) provocó muchísimas interpretaciones, de que venía a tomar medidas de la isla, que ya estaba negociando, que tiene terrenos en la isla, pero según fuentes cercanas a la legisladora federal se trata de un viaje turístico planeado desde hace tiempo. Sin embargo, la presencia de Tatiana Clouthier puso nerviosos a los inversionistas de la región (yucatecos y regios) y demuestra ya el grado de atención de los intereses políticos y económicos de la región por los movimientos que las autoridades federales hacen en este extenso paraíso del Caribe mexicano. Eso sí.

Fuera de las endebles especulaciones de la visita de una de las mujeres que escucha el presidente López Obrador para tomar decisiones en el rumbo del país, el Juzgado Séptimo de Distrito, con sede en Cancún, estará en el ojo del huracán este año para resolver y proceder 20 litigios orientados a la privatización tácita de una de las reservas ecológicas mundiales más importantes. Esta franja de reserva existente desde 1994, de poco más de 1,540 kilómetros cuadrados, es una importante generadora del carbono orgánico azul necesario para el equilibrio del ecosistema de esta región.

Pero, del ámbito meramente legal o de litigio, el tema de la reserva de Yum Balam y Holbox tocará necesariamente las relaciones políticas internacionales, federales y estatales o de la región en la que se incluye el grupo poderoso de empresarios yucatecos y regiomontanos asentados desde hace poco tiempo en la península. Grandes corporaciones están ya inmiscuidas en este asunto y, como fue el caso del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, desatará mayores torbellinos de inconformidad, inclusive que la obra estrella del lopezobradorismo, el Tren Maya.

La buena relación del gobernador Carlos Joaquín González y del presidente López Obrador se ha cimentado en los durmientes del Tren Maya, debido a que Quintana Roo será la entidad más importante en materia de traslado de turistas y a los puntos más críticos en la travesía por ejidos y terrenos conflictivos. Sin embargo, el anuncio del Gobierno Federal de construir esa obra casi al cien por ciento con recursos del erario deslinda al gobierno de México de cualquier interés o apoyo de los sectores empresariales de la península. No así el tema político para abrir la vía.

En esas negociaciones políticas podría barajarse el futuro de Yum Balam a un costo altísimo para ambos gobiernos, porque las comunidades internacionales están muy atentas de cualquier alteración o cambio de régimen de protección ambiental a propietarios. A López Obrador no le conviene crear un escándalo y al gobernador tampoco. En este año veremos el juego de ajedrez en cuanto a estrategia política por parte de ambos actores, con el común denominador para destrabar los intereses de los empresarios yucatecos y regios que esperan adueñarse de Holbox mediante amparos en el Séptimo Distrito que les pusieron a modo desde 2014. El hilo se rompe por lo más delgado y la cuerda está demasiado tensa.

 Alux: El alcalde de Tulum, Víctor Mas Tah, está en una grave crisis. Los cambios y enroques de funcionarios del Ayuntamiento que recién anunció denotan dos cosas: el manejo del dinero no anda bien y la imagen está por los suelos. No sé quién le vendió la idea al alcalde de hacer tanto cambio “que-por-que-eso-me-jo-ra-rá”. Vaya. La experiencia dice que su administración va hacia una crisis más grave por las piezas que movió. Ya encarrilado y con sangre en el mandil, todavía anunció que le faltaron, faltaba más. Valiente el alcalde.

Twitter: @edgarfelix

Facebook: edgarfelixacu