Mejoran calidad de vida ‘Estufas Ecológicas’

346

 

En los municipios del sur de Quintana Roo todavía hay muchas comunidades cuyas jefas de familia acostumbran cocinar, o no tienen otra opción, con leña, bajo el alto riesgo de pasar a formar parte de las estadísticas de mujeres que fallecen a causa de inhalar humo.

La mayoría de estas mujeres no sabe que  el humo de leña contiene muchos contaminantes del aire nocivos y tóxicos que incluyen: benceno, formaldehído, acroleína e hidrocarburos aromáticos policlínicos.

Se trata de partículas microscópicas que pueden entrar en los ojos o sistema respiratorio y provocar ardor, goteo nasal y enfermedades como bronquitis; también pueden desencadenar infartos de miocardio, ritmo cardiaco irregular e insuficiencia cardiaca, en especial en personas que ya están en riesgo por estas enfermedades, según investigaciones clínicas.

Además de generar enfermedades, los “fogones tradicionales” han contribuido a la deforestación selvática y la desertificación de suelos, ya que en las zonas rurales del estado una familia utiliza en promedio 5 kilogramos de leña diarios.

Ante esta situación, el gobierno del estado implementó el programa Estufas Ecológicas, que en los últimos tres años ha instalado 11 mil 371 estufas en comunidades de seis municipios, sobre todo las más vulnerables.

Para este programa se han invertido 32.8 millones de pesos con el fin de acabar con los “fogones tradicionales”, brindando mejoras en la calidad de vida y prevención de riesgos en la salud.

En 2019 se entregaron dos mil 215 estufas ecológicas para beneficio de igual número de familias en 52 comunidades de los municipios de Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, Lázaro Cárdenas y José María Morelos.