Será un juego de poder a poder

314

 

  • Las defensivas serán factor clave para conseguir el triunfo este año.

 

STAFF/ LUCES DEL SIGLO

MIAMI, E.U.-Ya sea por aire o por tierra, el Super Bowl LIV promete ser un juego con muchas anotaciones, gracias al trabajo de las ofensivas que comandan los campeones de ambas conferencias.

Los 49ers llegaron luego de una destaca temporada regular con un 13 victorias y apenas tres derrotas, por lo que eran candidatos para llegar a la Final en Miami desde la temporada regular. En los playoffs, los comandados por el entrenador Kyle Shanahan refrendaron esta condición al ganar a los Vikings en la Ronda Divisional 27-10 y luego 37-20 a los Packers en la Final de Conferencia.

Del otro lado, los Chiefs han tenido que remontar en dos ocasiones el marcador. Por lo que para el veterano coach, Andy Reid, esta postemporada ha sido una oportunidad de probar su experiencia. Reid se convirtió en el séptimo entrenador con más juegos ganados en la NFL, tras imponerse 51-31 a los Texans (a quienes remontaron 24 puntos) y luego 35-24 a los sorpresivos Titans.

Las defensivas serán claves para mantener la ventaja en ambos bandos. Los de San Francisco fueron el segundo equipo en yardas permitidas y el octavo en puntos. Sus cuatro defensores titulares superaron las cinco capturas de mariscal de campo, entre ellos el novato Nick Bosa, con nueve ocasiones.

En tanto, los de Kansas parece que aprendieron de su experiencia en la Final de Conferencia del 2019 y con el paso de los partidos muestran muchas mejoras. La defensiva a cargo del coordinador Steve Spagnuolo fue la número 7 en puntos permitidos esta temporada, un salto cuántico, luego de estar en el lugar 24 en la campaña pasada.

 

Quizá te interese: Darán ‘manita de gato’ a espacios deportivos