NIDO DE VÍBORAS

348

 

POR: KUKULKÁN

 

COMO PARA dejar en claro su afición por la historia con sus grandes y simbólicos momentos, el presidente Andrés Manuel hizo un homenaje a Agustín de Iturbide, Vicente Guerrero y al bíblico rey Salomón.

Y ES que durante su visita a Playa del Carmen el fin de semana, AMLOVE predicó con el ejemplo y repartió abrazos tanto al gobernador Carlos Joaquín como a la alcaldesa Laura Beristain, quien no cabía de felicidad ante la inesperada flor presidencial.

EN ARAS del contexto, hay que apuntar que pese a no simpatizar mutuamente (por decirlo de algún modo), Beristain y Joaquín se mostraron ecuánimes y en el estrado dieron muestra de civismo, aunque con algunos dardos verbales que por momentos hicieron recordar el duelo ranchero entre Pedro el Malo y Jorge el Bueno.

POR FORTUNA López Obrador estaba allí para salvar el día y recordarnos el famoso abrazo de Acatempan entre Guerrero e Iturbide, y que significó la independencia de la entonces Nueva España.

NO ES que hubiera mucho en juego sobre la tarima, pero alguien debía poner orden y fue el tabagqueño quien salomónicamente decretó la paz y repartió coronas de olivo a los Ejecutivos estatal y municipal, quienes, tranquilo el primero y efusiva la segunda, aceptaron la tregua en escena.

OJALÁ QUE el presidente regrese pronto a la entidad: sus visitas son representaciones con tramas secundarias muy entretenidas.

***

QUE LA percepción de inseguridad en Cancún es alta está fuera de duda, como tampoco es de dudarse que su solución no es inmediata.

PERO PRETENDER arreglar un problema que hunde sus raíces en un sistema económico y social que privilegia y ensancha la desigualdad grosera, mediante la prohibición de las narco series es pecar de ingenuo.

TAL FUE la fácil solución que sugirió Roberto Cintrón, jefe de los hoteleros de Cancún y Puerto Morelos, para quien este tipo de productos televisivos son una de las fuentes de tanta inseguridad en las calles y azote de las ganancias empresariales.

VAYA, ¡HABERLO dicho antes! Que si así fuera bien podría haberse cortado de raíz el conflicto social prohibiendo, entre otros programas nocivos para la siquis nacional, En Familia con Chabelo y Siempre en Domingo.

ASÍ NO tendríamos que andar con el Jesús en la boca cada que salimos a la calle o rezar cada vez que entramos a un sitio público, como dice que hace el líder de los panistas en Benito Juárez, Cristian Rodrigo Pérez Vázquez, cuyo partido tuvo 12 años para hacer la chamba de mejorar el país (con pobres resultados…)