Barra Mexicana de Abogados aumentará su presencia en el país a 20 entidades

470
  • En fecha próxima Barra Mexicana de Abogados, capítulo Quintana Roo, celebrará su primer año en la entidad; asistirá como invitado el ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José Ramón Cossío Díaz.

RUBÉN TORRES

CANCÚN, Q. ROO.- La Barra Mexicana, Colegio de Abogados A.C. (BMA) incrementará a 20 entidades su presencia y su matrícula con más de siete mil litigantes, cuando en entre marzo y abril sume la integración de sus capítulos en Sonora, Tlaxcala y Veracruz, anunció Víctor Olea Peláez, segundo vicepresidente de ese cuerpo colegiado.

En conferencia, donde estuvo presente la presidenta del capítulo Quintana Roo, Sandra Evelia Fuentes Lunfan, se anunció la celebración de su primer año en la entidad, a la que fue invitado el ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), José Ramón Cossío Díaz.

Olea Peláez recordó que la BMA se fundó en 1922 y basa su trabajo en cuatro ejes rectores. El primero es “Ofrecer atención” a quienes no tienen recursos económicos suficientes o son violentados en sus derechos por las autoridades municipales, estatales o federales, como lo obliga la Constitución política mexicana, servicio que procuran a través de sus abonados, servicio social o Pro Bono.

También, impulsar la “Educación jurídica continua”, esto es, ofrecer herramientas jurídicas a los egresados de las carreras afines en las diversas ramas del derecho, talleres y conferencias con exponentes de alto nivel como ha ocurrido en Quintana Roo el último año con José Luis Nassar Daw, Carlos Alberto Macedonio Hernández, Celia Flores Santiago y Patricia González Torres.

Asimismo, han acudido a la BMA capítulo Quintana Roo, el magistrado José Antonio León Ruiz, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado; Óscar Montes de Oca Rosales, fiscal General del Estado; el magistrado Aldo Saúl Muñoz López y José Mario de la Garza Marroquín, presidente del Consejo Nacional de Abogacía.

El tercer puto que rige el quehacer de la asociación, continúo Olea Peláez, es la “Ética profesional” y los procedimientos para sancionar a los abogados que incurran en deshonestidad o actos de corrupción.

Finalmente, el cuarto eje es la “Defensa de la Defensa”, que ocurre cuando los litigantes son perseguidos o acosados por algún poder político, legislativo o judicial, que incluye apoyo internacional.

Además, en la BMA cuentan con una fundación que trabaja de manera independiente al cuerpo colegiado para apoyo a la ciudadanía, todo esto aparte del poder político y con autonomía económica, con el fin de ayudar a reconstruir el tejido social.

Olea Peláez aseguró que la BMA en todo el país continuará siendo “independiente del poder político y responderá con pronunciamientos o actos jurídicos contra actos que atenten contra el Estado de derecho en el país”.

Te puede interesar: Perciben en norte de QR mayor corrupción