Capacitan a personal del Metro CDMX en infarto cerebral

659
  • Tras la negligencia en el caso de María Guadalupe, quien murió por infarto cerebral personal del STC es capacitado al respecto.

DALILA SARABIA / AGENCIA REFORMA

Hace un año, Maria Guadalupe Fuentes Arias sufrió un infarto cerebral dentro del Metro Tacubaya y las 26 horas que estuvo abandonada afuera de la estación quedaron fuera de la atención oportuna y murió tres días después.

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) busca aprender la lección y su personal ya es capacitado al respecto.

“Una persona que tiene un infarto cerebral tiene hasta 4 horas y media para llegar a un hospital. Si llega después de este tiempo, lo que nosotros en la sala de urgencia podemos hacer ya es muy poco”, afirma Luis Daniel Sánchez Arreola, vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Medicina de Emergencia AC.

En abril, REFORMA reveló que personal de vigilancia desalojó a la mujer de 56 años de las instalaciones de la estación Tacubaya y la abandonó en la banqueta de la Línea 1, donde permaneció unas 26 horas a la intemperie, tirada y sin poder pedir ayuda.

María Guadalupe murió el 19 de febrero de 2019 en el Hospital General Regional 1 del IMSS.

Derivado de este hecho, el STC actualiza sus protocolos de actuación y capacitación a los trabajadores, principalmente al personal de vigilancia.

“Nos hemos ido preparando más. No significa que lo hagamos perfecto, pero tenemos la conciencia de que los protocolos de atención son un asunto muy importante para el Metro y que los usuarios que requieren nuestro apoyo”, dijo en entrevista Florencia Serranía, directora del Metro.

Durante cinco días, un grupo de expertos capacitó a más de 250 trabajadores del Metro, quienes transmitirán lo aprendido a sus compañeros.

“Capacitamos al personal de vigilancia y a las brigadas de respuesta para que ellos sepan identificar tres datos muy importantes sobre el infarto cerebral y eso lo relacionamos a un acrónimo que se llama ‘CAMALEÓN'”, explicó Sánchez Arreola.

Cada año, 15 millones de personas en el mundo sufren un infarto cerebral y se estima que cada cuatro minutos muere una persona por esta causa. En México, son la primera causa de discapacidad y la segunda de muerte.

El Metro reforzó sus cinco protocolos: atención a emergencias, el programa Salvando Vidas -que evita suicidios-, atención y capacitación para la atención de infartos, el programa de protección civil y la sanitización permanente de las instalaciones.

La director del Metro reveló que el protocolo para la atención a emergencias fue nombrado “Guadalupe”, en memoria de la usuaria.

“Independientemente de que haya sucedido dentro del Metro o que haya sido negligencia de los policías o de alguien, que no entendió la situación, murió una mujer por falta de caridad”, sostuvo Florencia Serranía.

Como campaña de sensibilización a usuarios y personal, el STC montó una exposición en Tacubaya sobre infarto cerebral.

Te puede interesar: Ángel Gabriel quiere ganarse su éxito sin su mamá, Gloria Trevi