Piden a Aguakan restituir a ejidatarios por explotación de pozos 

370
  • Ejidatarios piden reubicar pozos explotados por Aguakan en una zona que no será impactada al medio ambiente por el crecimiento.

MARCO ANTONIO BARRERA

PUERTO MORELOS, Q. ROO.- A través de un “acuerdo de voluntades”, la empresa Desarrollos Hidráulicos de Cancún, S.A. de C.V. ha venido explotando durante los últimos diez años dos pozos ubicado en un terreno ejidal del municipio de Puerto Morelos, sin que haya reportado beneficios para la comunidad.

En este “acuerdo de voluntades” participaron el dueño del terreno y directivos de la concesionaria, pactando de palabra una especie de permiso para la explotación de los manantiales para suministrar el agua a las comunidades de la zona con el correspondiente pago comercial por el servicio.

El trato entre Aguakan y el dueño de las parcelas se hizo presuntamente sin un documento escrito que lo avale, pero sin ninguna contraprestación para la comunidad por el aprovechamiento de los pozos.

Braulio Núñez, comisario del Ejido Puerto Morelos, señaló a LUCES DEL SIGLO que el propietario de los terrenos parcelarios comprendió la necesidad de que el agua potable se entregue la comunidad, sin fines de lucro porque el recurso pertenece a la Nación. Por lo que  se acordó la “explotación provisional” de los mantos acuíferos.

Así, el agua extraída de terrenos ejidales, es controlada, distribuida y cobrada por la empresa, la que bombea el vital líquido, da tratamiento de clorado y procede a su distribución en la comunidad desde las tierras parceladas desde 2008, sin “que lucre con el agua. Hasta donde tengo entendido el recurso no es comercializable”.

Los pozos que suministran al Ejido Puerto Morelos se ubican en una zona acechada por el crecimiento urbano que se encuentra a la altura del kilómetro 10, y un par de kilómetros adentro, al sur del municipio.

El comisariado ejidal reconoce que tampoco hay expropiación de tierras y el modelo compartido se hizo cuando el ejidatario aportó sus tierras de manera provisional, en tanto se desarrollaba un proyecto hidráulico por parte de la empresa, lo cual no ha ocurrido.

Los ejidatarios pretenden replantear la reubicación de los pozos a una zona de seguridad ambiental, en una reserva ecológica privilegiada con agua de calidad, ubicada al norte del municipio, en colindancia con el territorio de Benito Juárez.

“Es una zona que nosotros la conocemos como polígono norte cuyos terrenos se mantienen como reserva natural. La idea es platicar y acordar con Aguakan la necesidad de reubicarlos ya que en esa zona no se contempla hacer ningún proyecto urbano que impacte al medio ambiente”.

A casi 10 años del acuerdo se trabaja en un proyecto en el que pretenden participen, ahora sí, el ayuntamiento municipal y el gobierno del estado para definir la reubicación de los pozos actuales.

Reconoció que el cambio no ocurrirá en el corto plazo porque depende del crecimiento de la mancha urbana pero en una visión de futuro tendrán que ocurrir, “y qué mejor que entremos ya de una vez a ese tema”.

Braulio Núñez aseveró que los primeros acercamientos se darán esta misma semana o a más tardar la próxima para que comience el diálogo, “a ver si hay la posibilidad y si existe la voluntad” de que la empresa realice, a cambio del agua, algún beneficio a favor de la comunidad, que sirva para hacer algún proyecto turístico o ecológico.

Por parte del ejido, instó, hay buena voluntad, pero desconocen si existe la misma disposición de la empresa para reubicar los pozos en una zona que no será impactada al medio ambiente por el crecimiento, además que es una zona de recarga de agua.

“Lo que buscamos es la sustentabilidad porque a nosotros como Ejido nos interesa todos los proyectos vayan con respeto al medio ambiente, que no pase lo sucedido en el municipio de Benito Juárez o en Playa del Carmen. Cancún ha crecido muy anárquicamente, muy desorganizado, asentamientos irregulares por todos lados y eso ha generado un gran impacto al subsuelo”.

Lo que pretenden evitar, apuntó, es que se construyan 100 viviendas en una hectárea sin árboles y con daños ambientales, que se afecte la flora y fauna.

Te puede interesar: Habrá reforma judicial de forma, no de fondo