Cumplen presos dos días en huelga de hambre en Veracruz

1411
  • Debido a medidas disciplinarias que violan los derechos humanos, presos de Cefereso en Veracruz están en huelga de hambre.

 

Jesualdo Lammoglia

VERACRUZ.- Por segunda ocasión en menos de dos meses, más de mil 500 personas privadas de su libertad (PPL) se pusieron en huelga de hambre en el Centro de Readaptación Social (Cefereso) Número 5 Oriente en Villa Aldama, Veracruz.

De acuerdo con denuncias de familiares, la nueva directora del Cefereso, Erika Adriana Tenopala, ha implementado nuevas medidas disciplinarias que se salen de lo estipulado por la Ley y rayan flagrantemente en la violación de los derechos humanos.

El reglamento de los Centros federales es muy claro al enunciar que, para recibir una sanción, un PPL debe ser notificado por escrito para tener una audiencia ante el Consejo Técnico interdisciplinario, pero los guardias imponen castigos corporales sin haber recibido órdenes.

Los castigos no sólo afectan al PPL también a la familia porque el trámite para la autorización de visita familiar puede durar hasta seis meses, truncando así el principio de reinserción social que establece que toda persona privada de su libertad tiene derecho a recibir visita de sus familiares.

Este Centro Federal tiene demandas por abuso de autoridad y otro tipo de maltratos, como el hecho de que no existe atención médica para los enfermos ni suministro de medicinas para los que padecen alguna enfermedad crónica.

La falta de calidad de los alimentos es otro problema, ya que generalmente se trata de productos en estado de descomposición y tampoco cuentan con dotación de agua potable para su consumo.

El artículo 63 del reglamento de los centros federales publicado en el Diario Oficial el jueves 6 de abril de 2006, a su calce y letra enuncia lo siguiente:

“Todos los internos deberán acudir al área de comedor para recibir y consumir sus alimentos tres veces al día en el horario que se fije al efecto, excepto cuando se encuentren en el área de tratamientos especiales, en el Centro de Observación y Clasificación o encamados en el Servicio Médico; en estos casos recibirán sus alimentos en la estancia que tengan asignada.

“Los alimentos deberán ser nutritivos, balanceados, higiénicos, en buen estado y en cantidad suficiente”.

Otro de los motivos de queja es el aumento en el precio de los productos de la tienda, cuando el reglamento expresa que deben ser vendidos a precio de distribuidor porque el centro no puede lucrar con su venta.

Además, fueron suspendidos los talleres de deshilado, dibujo y tejido que eran el medio de trabajo para muchas personas privadas de libertad que no tienen familiares que puedan hacer depósitos para que adquieran productos en la tienda.

La huelga de hambre inició desde el sábado 15 de febrero y se mantiene hasta que la autoridad competente pueda darle una solución óptima y dentro de los lineamientos que se establecen en los tratados nacionales e internacionales de respeto a los derechos humanos. 

La mayoría los presos está en proceso, por lo que impera su derecho constitucional de presunción de inocencia hasta que no sea declarado culpable.

Existe un antecedente de denuncia con el número de folio 2019/125641 con fecha y hora de recepción 9 de diciembre de 2019 a las 20:17 horas proporcionado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Esta no es la primera vez que existen quejas sobre dicha arbitrariedad, pues el Cefereso 5 oriente es de los centros federales que más demandas de amparo contra violación de derechos humanos tiene en su contra.

Te puede interesar: Reportan alza en plagios de mujeres en 2019