NIDO DE VÍBORAS

494

Por KUKULCÁN

LAS AUTORIDADES MUNICIPALES de Benito Juárez, encabezadas por Mara Lezama, tendrán mucho que explicar de la apropiación de los terrenos federales, según el reglamento de Zofemat, del hotel Hyatt Ziva, ubicado en el kilómetro 9 de la zona hotelera de Cancún. Aunque la empresa alega que tiene una “concesión” para la privatización de los 20 metros de terreno de playa desde donde se encuentra el mar y que debe ser habilitado como paso público que todos los hoteles vecinos respetan, el Programa de Reordenamiento Ecológico Local (POEL) del Ayuntamiento es también muy claro en ese sentido, pero al parecer alguna víbora se lo tragó completito y sin hacer gestos.

 

AL PARECER es letra muerta cualquier reglamento municipal, estatal y federal frente a los intereses particulares de la poderosa empresa del Hyatt Ziva, los cuales se han apropiado también de una extensa zona y del emblemático faro de Punta Cancún. Hágame el refrabón cabor. Muchas víboras anidan en estos intereses y ojalá la Presidencia de la República pronto solucione este vergonzoso pasaje de sumisión de las autoridades municipales que andan perdidos en alguna galaxia. El secretario de Turismo, Miguel Torruco, deberá solucionar cuanto antes este grave problema de abuso.

 

NO SÓLO ES EL LIBRE paso de todos los mexicanos por todas las playas del territorio nacional sino lo que representa como gobierno y como leyes frente a grandes poderes económicos que controlan al país y, en este caso, a las zonas turísticas como Cancún.

 

MARA LEZAMA tendrá que desempolvar todo el expediente y hacer justicia de estos abusos, sino terminará envuelta en más escándalos de indolencia como ha ocurrido en el municipio de Solidaridad con su homóloga Laura Beristain Navarrete, quien ya se puso a trabajar en Playa de Carmen después de que se les impidió a unos turistas asolearse plácidamente en una playa federal y dentro de los límites de la Zofemat. Un abuso y discriminación flagrante en México antes los ojos estupefactos de la opinión internacional. Increíble.

 

* * *

 

TODO APUNTA hacia el interés del Partido Verde el incremento exagerado del 400 por ciento de la recolección de basura en el municipio de Benito Juárez. La excelente relación de la alcaldesa Mara Lezama con este grupo parlamentario local que impulsaron, para variar, la modificación del artículo 135 de la Ley de hacienda del Ayuntamiento. Son los mismos que trataron de condonar impuestos a los casinos en cuyos intereses se mecen grandes negocios de promotores del partido verde.

 

DE ESTA MANERA la alcaldesa Mara Lezama se está destiñendo de morena y cada vez se ve más verde, no por su forma de gobernar, sino como una nueva coralillo de color verde morena que sus amigos amaestran. A ver qué dirá cuando la dirigencia de Morena se entere de estas alianzas y cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador sepa cómo se andan tirando los intereses generales a cambio de jugosas ganancias provenientes de proyectos particulares.

 

EL ASUNTO DE LA BASURA por supuesto que no es menor como tampoco la ley que eximía de impuestos a los nuevos casinos. Al menos los aliados del Ayuntamiento moreno y los verdes trataron de marear todo el tiempo a la opinión pública alegando que no se habían dado cuenta. Así que pronto tendrán que rectificar el rumbo y derogar esas aprobaciones. Sino la coralillo morena verde tendrá más veneno que nunca.

NIDO DE VÍBORAS