NIDO DE VÍBORAS |

487

Por Kukulcán

MIENTRAS LE CUENTAN las horas de vida política a Citlali Ibañez Camacho, alias Yeidckol Polevnski Gurwitz, víbora mexicana con aires de judía falsa, los bonos de Tatiana Clouthier suben como la espuma dentro del partido gobernante, junto con Rocío Nahle García, la secretaria de Energía del gobierno federal. Digamos que estas dos mujeres, Tatiana y Rocío, cercanas al presidente Andrés Manuel López Obrador, ya tienen la carrera política amarrada para obtener dos candidaturas para gobernadoras: la primera para Nuevo León, con fuertes dosis de influencia política yucateca y quintanarroense y, la segunda, para el neo morenista Veracruz.

CITLALI IBAÑEZ ha cavado su propia sepultura y ahora comienza a echarse varias paladas de tierra para ser comida por alguna criatura naamá del mar rojo, obvio sin cascabel ni veneno. Si esta señora mexiquense anda declarando sin ton ni son, mordiendo aquí y envenenando allá, se cuenta en el nido que el presidente López Obrador ya está cansado de ella y decidió sacrificarla con todo y partido. Ojalá también se lleven su flequito.

AL PARECER SE prepara ya en la cocina lopezobradorista un nuevo partido que sustituirá a Morena por la estructura oxidada y salitrosa que lo corroe. Pero, lo que más llama la atención entre las mujeres cercanas al Presidente, es que tienen fuertes vínculos políticos hacia el sureste mexicano. Tatiana Clouthier ha hecho alianzas con Yucatán y Quintana Roo, y Rocío Nahle, zacatecana de nacimiento, en Veracruz dará el campanazo o, al menos eso esperan, de la izquierda del ejecutivo federal. Así que las tierras del sureste ganan.

EL CASO DEL anterior comentario de las mujeres cercanas al Presidente lo anidamos ahora porque algunas investigaciones realizadas todavía muy por encimita en la paradisíaca isla de Holbox señalan que los grupos neoloneses, establecidos en Yucatán desde hace algunos años por razones de seguridad, impulsan a Tatiana Clouthier, porque están muy interesados en proyectos de desarrollo inmobiliario en Holbox. Así que la hija del Maquío podría estar construyendo sus aspiraciones desde el mar quintanarroense, rodeándose de víboras mayas.

* * *

EN EL SEXTO ciclo de las conferencias por los 50 años de Cancún, organizado por el Cronista de la Ciudad, Fernando Martí, que se realizan a un costado del planetario Ka’Yok’, se dieron cuenta hasta este martes de que no habían invitado a mujeres a hablar de sus experiencias. Así que este martes 25 de febrero meterán, con cuña, una mesa redonda de tres mujeres para hablar y evitar posiciones machistas. Digamos que es un feminismo a regañadientes antes una fundación machista.

JUNTO A LAS mujeres estará posteriormente el hombre que tuvo que salir en la cajuela de un automóvil por la furia feminista, que nunca escuchó, cuando fue Jefe del Departamento del Distrito Federal. Ahora lo invitan, a ese señor, a Cancún para hablar de sus experiencias cuando fue secretario de Turismo y le tocó hacer algunos programas para nuestra ciudad. ¿Usted sabe a quién nos referimos? Claro, a ese funcionario que nunca deja de sonreír, a un también ex director de Banobras de origen mexiquense y muy allegado al ex presidente Enrique Peña Nieto. Se trata nada más y nada menos que de Óscar Espinosa Villarreal hablando de la fundación de Cancún. Qué tal, veneno puro.

NIDO DE VÍBORAS