Mandan a comisiones la mejora regulatoria

240
  • El Cabildo aprobó por unanimidad de votos expedir el Reglamento Interior de la Sindicatura Municipal del Ayuntamiento de Benito Juárez

STAFF / LUCES DEL SIGLO

 CANCÚN, Q. ROO.- Este gobierno debe generar normas que no sean obsoletas, que estén de acuerdo con la ciudad que crece todos los días, porque ya hay más de un millón de habitantes, indicó Mara Lezama Espinosa.

La presidente municipal destacó los avances en mejora regulatoria logrados al aprobarse la expedición de varios reglamentos y el análisis de otros, que servirán para mejorar la funcionalidad del Ayuntamiento de Benito Juárez.

Durante la Trigésima Quinta Sesión Ordinaria de Cabildo destacó la importancia de una buena reglamentación, contar con otras necesidades, medir y trabajar con base en metas y a logros.

El Cabildo aprobó por unanimidad de votos expedir el Reglamento Interior de la Sindicatura Municipal del Ayuntamiento de Benito Juárez, que permita el vínculo ordenado de funciones y competencias para la ejecución de las facultades legales y constitucionales con las que cuenta el funcionario titular.

Avaló turnar a revisión propuestas de modificaciones de otros ordenamientos municipales.

La alcaldesa dijo reiteró que el Ayuntamiento de Benito Juárez busca que se respete la iniciativa de Ley de Hacienda que propuso la administración actual.

“Coincidimos en regresar a la Ley y perfeccionar una palabra que fue a petición de los empresarios, ya que en lo legal estaba mal, pero la ley era exactamente igual a la que presentamos.

“Tenemos que escuchar a todos, a los ciudadanos, empresarios, niñas, niños, adolescentes, negocios chicos y negocios grandes, para tender puentes”, reviró.

Por otra parte, fue votado en el pleno eliminar la iniciativa propuesta por la regidora Maricruz Carrillo Orozco, de considerar como asunto de obvia y urgente resolución la reforma al Artículo 135 de la Ley de Hacienda del Municipio de Benito Juárez.

Te puede interesar: Asegura Fiscalía predio rematado ilegalmente por Borge