Eleva calificación penal de Cancún

1588
Lucio Hernández Gutiérrez, subsecretario de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad, refirió que debe de existir un cambio en la población y dejar de pensar que en estos centros penitenciarios están las peores personas. (Sergio Morales)
  • En 2013 la CNDH ubicó a este centro penitenciario en último lugar en gobernabilidad

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- La gobernabilidad en el centro penitenciario de Cancún se va recuperando, dejando atrás la fama que tenía de riñas, homicidios y autogobierno; actualmente las personas privadas de la libertad participan en actividades, además de portar un uniforme que los distingue entre sentenciados y procesados.

En 2013, este establecimiento obtuvo en el Diagnóstico de Supervisión Penitenciaria de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) un 3.2 ocupando el último lugar en el país, en 2014 fue de 4.1, en 2015 subió una décimas al lograr 4.3, en 2016 4.6. En 2017 4.9, para 2018 aprueba con 6.1 y por primera ocasión el cereso sale de números rojos en 2019, alcanzando 6.22.

Lucio Hernández Gutiérrez, subsecretario de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad abundó que estas calificaciones demuestran los avances que tienen en el respeto a los derechos humanos de las personas privadas de la libertad, sin embargo, aspiran a conseguir mejores evaluaciones.

“El cereso de Cancún tenía una enorme fama, una gran fama en todo el país e insisto hasta nivel internacional, pero una fama por sus motines, por la violencia que desarrollaba desde el interior. Viene reflejando el avance que estamos teniendo en materia de derechos humanos como la base para la reinserción social y por eso estamos impulsando nuestros trabajos”.

La cárcel de Cancún hasta el viernes contaba con una población de mil 356 personas privadas de la libertad, de las cuales 67 son mujeres; en otros años no se podían realizar actividades como la tabla rítmica, actualmente la situación es diferente, ya que la población acepta colaborar e incluso ya están debidamente uniformados.

Hernández Gutiérrez refirió que debe de existir un cambio en la población y dejar de pensar que en estos centros penitenciarios están las peores personas, al sostener que si bien cometieron un error, ya están pagando, pero se trata de seres humanos dispuestos a colaborar en los trabajos encaminados a su reinserción social.

“Un parteaguas para la reinserción social en este centro penitenciario. Hay muchas necesidades, necesitan que volteemos hacia acá, vamos a darles ese voto de confianza, sé que la experiencia de la sociedad es fatal, pero si queremos ver nuevamente a estos seres humanos debidamente reinsertados sí necesitamos ayudar y apoyar”.

TABLA

 

Números negros

 

Hace siete años, en la administración borgista, la cárcel de Cancún ocupaba el último lugar a nivel nacional en gobernabilidad, pero su evolución ha ido en ascenso:

 

2013   3.2

2014   4.1

2015   4.3

2016   4.6

2017   4.9

2018   6.1

2019   6.2

Te puede interesar: Cancelan evento tecnológico en Cancún por coronavirus