WAYEB POLÍTICO: Tajamar, el pastel pripanista

515

ÉDGAR FÉLIX

Llama mucho la atención el manejo populista que el Ayuntamiento de Benito Juárez, encabezado por la morenista Mara Lezama, le da al Malecón Tajamar, como si fuera un parque recreativo y de esparcimiento para la comunidad. O es muy inocente o de plano no sabe dónde está parada la Presidenta Municipal pero actuar con esa candidez es muy preocupante.

Malecón Tajamar es un proyecto de 57 hectáreas entre cuates desarrollado por Fonatur inspirado por gobiernos panistas y priistas a principios de este siglo. Fue un pastel que se metió a fuego lento a pesar de las restricciones ecológicas de la zona para beneficio de un grupo de políticos y empresas selectas en las que bien cabe la prelatura de los Legionarios de Cristo, el brazo derecho espiritual de estos cotos de poder anti lopezobradoristas.

Personajes políticos como el ex gobernador priista de Nuevo León, Natividad González Parás, se beneficiaron de las primeras ventas de lotes, quien logró meter a una gran cantidad de empresas dedicadas a apoyar administraciones emanadas del PAN y del PRI. Claro, hay contratos que deben cumplirse porque así está estipulado, pero actuar como si no supieras del significado político y económico de Tajamar es andar fuera de lugar. O, de plano, se buscan apoyos de estos cotos de poder para futuros compromisos electorales por venir.

Ubicado en una zona enormemente privilegiada, este gran espacio para ser construido debió sepultar manglares y miles de hábitats de la fauna local. Los ecologistas que protestaron desde que comenzó la construcción hasta que lograron cerrarlo en 2017 siguieron con lupa las atrocidades contra el ecosistema de la emblemática laguna Nichupté.

Inicialmente Fonatur informó que construir Malecón Tajamar tenía como objetivo obtener mayores recursos económicos para mejorar varios proyectos turísticos en Cancún. Muchos de los ciudadanos acariciaron la idea de tener un lote en este lugar para construir sus casas, pero conforme pasaron los años las invitaciones se hicieron en lo oscurito y entre puros cuates. Además de esta selectividad, estilo club VIP, quedaba claro que sería un lugar excepcional para sacar jugosas ganancias por los desarrollos inmobiliarios que se han dado a conocer extra oficialmente.

La oscuridad con que los gobiernos de Vicente Fox Quesada, de Felipe Calderón Hinojosa y de Enrique Peña Nieto impulsaron Tajamar no debería continuar con las nuevas administraciones. ¿Por qué cargar con toda la podredumbre que no se ha dado a conocer? ¿Por qué no abrir todo el proyecto y propietarios si todo está muy bien hecho? Seguir con esa misma actitud es como ser alcaldesa en tiempos de estos ex presidentes de la República y no creo que sea bien visto por el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Ahora que se vaya enterando, vaya bronca.

Al parecer no entendieron bien lo ocurrido con el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde muchos de los que están en Tajamar también se beneficiaban del gran negocio que habían urdido en Texcoco. Siguen creyendo que el actual aeropuerto de la CDMX está saturado cuando estos grupos del poder económico y político que controlaban al país lo habían ahorcado sin construir más terminales (hay espacio para ello) y metiéndole los hangares militares, de la policía y el presidencial, cuando no deberían estar ahí.

El NAIM les hubiera representado un gran negocio para priistas y panistas a largo plazo cuando no era necesario construirlo en Texcoco. Con esa misma estrategia se construyó Malecón Tajamar, pasándose por encima varias disposiciones ecológicas y vendiéndoselos a precios de risa. Bueno, hasta donaciones hubo a cambio de favores, como sucedió con el terreno de 10 mil 300 metros para los Legionarios de Cristo a cambio del “divorcio eclesiástico” de Martha Sahagún, el cual, afortunadamente, no fructificó. ¿Y ahora qué harán? ¿Construirán ahí una iglesia de los legionarios de cristo? ¿Es en serio?

Fonatur estima que si regresan el dinero recibido a los compradores de Tajamar las pérdidas serían por el orden de 3 mil millones de pesos, pero, insisto, si se ve desde esa óptica. Pero, volvamos otra vez al vaso medio lleno y medio vacío, si se reestructura o reorienta Malecón Tajamar, haciéndolo accesible, horizontal, abierto y transparente sería una excelente señal de los nuevos tiempos de gobernar. Pero, francamente, como va la alcaldesa, tejiendo sus aspiraciones electoreras de corto plazo, no será posible. Al menos sus intenciones por seguir con la oscuridad del proyecto ya las dio a conocer.

Ridículo eso de celebrar un concierto (y todavía con Alejandra Guzmán, todavía valdría uno de la Gloria Trevi -broma de mal gusto-) y de abrirlo al público como si fuera un parque público dominical. Con ello, les limpia el terreno a quienes están detrás del pastel prianista, de empresarios y los desprestigiados legionarios. De verdad hay que tener muy poca vergüenza e inteligencia para hacer algo tan abominable.

Tajamar no sólo será una prueba para el gobierno de Mara Lezama, quien ya demostró que trae pocas cosas en la mochila, sino para el de Andrés Manuel López Obrador. Aún el Presidente no voltea hacia este proyecto heredado que es como un NAIM versión Cancún. De aquí sabremos de qué está hecho y si en verdad eso de acabar con la corrupción va en serio.

De seguir como hasta ahora se ha desarrollado Malecón Tajamar pronto causará, nuevamente, descontento social porque deben desaparecer estos privilegios. No es posible que unos cuantos exquisitos políticos y empresarios, provenientes de administraciones corruptas, continúen intactos y sin ser investigados. Ojalá se destape la cloaca a pesar de la oscuridad en que quiere mantenerlo Marita.

ALUX: Este miércoles entra a discusión en el Senado de la República el dictamen para la legalización de la mariguana para usos medicinales, industrialización, investigación y lúdicos. Un tema que voltea mucho hacia Quintana Roo porque una gran cantidad de turistas que nos visitan todos los años fuman la cannabis. ¿Qué tan benéfico sería legalizar la mariguana en esta zona? Es un tema por demás polémico y con mucho trasfondo para adecuarse a las necesidades sociales contemporáneas. No creo que sea un capricho de los senadores sino la constante y machacona petición de grupos interdisciplinarios que ven una solución, incluso, a la violencia.

Sería muy conveniente que los empresarios y líderes quintanarroenses se expresaran sobre este tema. Hay muchas experiencias muy positivas en el mundo, como es el caso de Uruguay, donde el Estado controla y regula la venta de cannabis con muy buenos resultados para la población. El gobierno siembra la mariguana en ranchos especiales y, luego, mediante mecanismos y trámites muy adecuados facilita consumo y distribución. Hay ya muchas investigaciones al respecto y según las fuentes consultadas lo más probable es que este dictamen se apruebe en el pleno del Senado de la República.

Twitter: @edgarfelix

Facebook: edgarfelixacu

WAYEB POLÍTICO: La mano verde que mece la cuna