Para el amor no hay rejas

491
Claudia Osuna Espinoza y Lennis Jiménez Pablo se casaron en las bodas colectivas del Cereso de Cancún. (Foto: Sergio Morales)
  • Claudia Osuna Espinoza y Lennis Jiménez Pablo se casaron en las bodas colectivas del Cereso de Cancún.

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Para el amor no hay barreras, ni pared que lo impidan, es el lema de dos mujeres que tras tener una amistad en el Cereso de Cancún, decidieron formalizar su relación casándose en la boda colectiva.

Se trata de Lennis Jiménez Pablo y Claudia Osuna Espinoza, quienes desde hace tiempo tenían una amistad, no obstante, al estar ambas privadas de la libertad se fueron conociendo más y fortalecieron los lazos, hasta iniciar una relación.

Sin embargo, Lennis cumplió con su medida sancionadora y salió del establecimiento penitenciario, pero la relación se mantiene sin importar la distancia y decidieron casarse.

“Tuvimos la oportunidad porque Dios así lo quiso de llevar una relación más estrecha, nos conocimos más, entonces ahí surgió como que el gusto, el cariño y luego el amor, y ya después no quisimos separarnos”, dijo Claudia.

Recordó que ambas compartían celda, por lo que ahí aprendieron a vivir en pareja, no obstante, cuando Lennis obtuvo su libertad, pensó que la relación acabaría, que ya no regresaría, sin embargo, no fue así.

“Sí es amor, sobrepasó las rejas este amor, porque regresó, se registró (para casarse), para el amor no hay impedimentos, ni pared que nos separe. Sabemos que hicimos algo, pero nos queremos comportar como si estuviéramos afuera”.

Ambas mujeres coincidieron en que si bien cometieron un error, el cual ya lo están pagando al cumplir una sanción en internamiento, eso no significa que deben tener limitaciones, y como todas las personas tienen la oportunidad de cumplir sus sueños, al sostener que cuando hay amor todo se puede.

Te puede interesar: Instalará Quintana Roo mesa informativa por coronavirus