Impulsa el liberar a pacientes del dolor

526
  • Aunque los cuidados paliativos representan liberar a pacientes de los dolores de una enfermedad incurable, y aunque las leyes de Salud del País los consideran un derecho

Daniel Santiago / Agencia Reforma

Aunque los cuidados paliativos representan liberar a pacientes de los dolores de una enfermedad incurable, y aunque las leyes de Salud del País los consideran un derecho, pocos hospitales tienen la infraestructura para ofrecerlos, señala José Alberto Flores Cantisani.

El  médico especialista en medicina del dolor, quien lleva varios años empujando este tema a nivel nacional, comenta que mientras no haya sanciones por no cumplir la obligación, esta obligación no tiene sentido.

“Los cuidados paliativos son el futuro de la medicina, porque los pacientes cada vez se están volviendo más viejos y más crónicos, y le cuestan más al erario”, comenta el ganador del Premio Nacional a la Calidad e Innovación de Calidad en Salud en el 2010, precisamente por su trabajo en cuidados paliativos con enfermos terminales.

El objetivo de estos cuidados es que personas con una enfermedad crónica de la que no podrán salir, como la diabetes, problemas cardiovasculares o pulmonares, y otras veces, el cáncer, puedan vivir sin los sufrimientos que la caracterizan.

Lo que actualmente se realiza es mantener a estos pacientes en el sistema de salud, lo que sólo alarga el dolor físico y emocional, y aumenta los costos con estudios que muchas veces ya no son necesarios, indica Flores Cantisani.

“Un diabético ya no necesita más estudios, necesita que le quites el dolor y que le mejores la calidad de vida”, afirma.

En este mes, Flores Cantisani abrió la Clínica San Camilo Una Vida Sin Dolor, en la zona Obispado, que busca sea un modelo en cuidados paliativos para el sistema de salud de México y otros países.

El informe “Cuidar cuando no es posible curar”, publicado por Human Right Watch en 2014 señalaba que a ese momento siete de los 32 estados de México no tenían ningún tipo de servicio de cuidados paliativos.

Otros 17 disponían de un solo servicio de cuidados paliativos, ubicado en la capital de cada uno de esos Estados.

El panorama no ha evolucionado, indica Flores Cantisani. Incluso se ha vuelto más crítico con la escasez de medicamentos en general.

Aplicados debidamente, los cuidados paliativos pueden no sólo aliviar un dolor, sino también cambiar la actitud del paciente que ya había perdido la voluntad de mejorar, indica el especialista.

 

Pie de foto 01: Aplicados debidamente, los cuidados paliativos pueden no sólo aliviar un dolor, sino también cambiar la actitud del paciente que ya había perdido la voluntad de mejorar, indica José Alberto Flores Cantisani. (Agencia Reforma)

 

Pie de foto 02: José Alberto Flores Cantisani abrió la Clínica San Camilo Una Vida Sin Dolor, en la zona Obispado, que busca sea un modelo en cuidados paliativos para el sistema de salud de México y otros países.

Cancún, rumbo a sus 50 Años